Arrieta-Barraza y la construcción de sus pasiones

Con entrada gratuita de martes a domingo en la galería del Museo Histórico Casa del Cerro, el artista presenta una serie de obras realizadas desde 1997 y la evolución de sus técnicas.
Luis Arrieta-Barraza presenta una serie de obras en a galería del Museo Histórico Casa del Cerro.
Luis Arrieta-Barraza presenta una serie de obras en a galería del Museo Histórico Casa del Cerro. (Lilia Ovalle)

Torreón, Coahuila

Del dibujo a la escultura y del boceto a la pintura, disciplinas que lo mantienen atado a la pasión por el arte y a la figura de la mujer, como elemento que concentra las promesas de fertilidad y pasión, el artista duranguense Luis Arrieta-Barraza, mantiene su exposición "Reconciliación, homenaje al doctor Emilio Illanes Bas", en la galería del Museo Histórico Casa del Cerro.

"Quería desarrollar conceptos de carácter urbano, por eso cada una de las piezas tiene una explicación estructural de cómo la pieza debe realizarse".

En recorrido por su obra, Arrieta-Barraza ubica el tiempo en que de niño acudía al taller mecánico de su abuelo, quien reparaba motores de aviones y otros monstruos, donde entre tornillos, alambres retorcidos y grandes formatos de láminas, encontró su deseo de transformar materiales comunes en obras de arte con un peso específico.

Egresado de la Academia de San Carlos, su formación le permitió acceder a becas que lo llevaron al viejo continente donde exploró, confiesa que gracias a un bajo presupuesto, la construcción de obra con materiales cotidianos.

El artista duranguense explicó, que lo importante al final de cuentas no es la unidad en sí misma, sino los procesos creativos que explora y aunque no se sabe cuál será el resultado final, el tiempo le permite madurar ideas y conclusiones que enriquecen su quehacer.

La galería se encuentra llena esculturas figurativas y abstractas, que construyó a partir del año de 1997 y que lo han llamado a continuar con este oficio.

Y en la sala del museo detalló que le interesan los procesos de fabricación y la reflexión que se puede alcanzar a través de la obras, que pueden ser motivo de contemplación, pero también como vía de crítica ante una sociedad inconsciente de las diferencias y los problemas que pueden sobrellevar en la cotidianidad las personas disminuidas.

De su primer tiempo escultórico, Arrieta-Barraza puntualizó que el ejercicio le permitió explorar formas, diseños, la utilización de colores y sobre todo las distintas técnicas, de la mano de expertos en ingeniería, física y diseño.

"En ese tiempo me fui acercando cada vez más de lo figurativo hacia la abstracción geométrica y finalmente hacia la geometría pura, entonces realicé las maquetas de dos dimensiones de escultura de la pieza de 'La ascensión'".

"Quería desarrollar conceptos de carácter urbano, por eso cada una de las piezas tiene una explicación estructural de cómo la pieza debe realizarse", indicó.

La galería también resguarda dibujos realizados con crayones cargados de movimiento y erotismo.

Comprenden un período donde el artista, consciente del discurso académico, exploró formas clásicas que luego abandonaría para avanzar hacia un territorio abstracto.

"Tengo aquí retratos que hice por encargo de obra figurativa, esto fue en el 2002 pero del figurativismo me volví a ir al abstraccionismo".

"Hacia la mancha en un ejercicio de libertad y después el dibujo poco a poco empieza a tomar más libertad, empiezo a abandonar la cuestión de la línea rígida, la estructura del dibujo clásico para ir a un dibujo cada vez más expresivo", comentó.

La invitación está abierta para que estudiantes de diseño y arte se acerquen a la obra, pero también la familias radicadas en la Comarca Lagunera.

Cabe mencionar que dentro de la galería, son los niños quienes han manifestado un gran interés por la obra de Arrieta-Barraza, que se encuentra en el Museo Histórico Casa del Cerro con acceso gratuito de martes a domingo.