Presentan centro de exposición en Museo Británico

La finalidad de esta obra se enfoca en la preservación de las piezas de arte y la mejora de sus condiciones de almacenamiento y conservación.
Nuevo Centro de Conservación y Exposiciones (WCEC) en el Museo Británico de Londres.
Nuevo Centro de Conservación y Exposiciones (WCEC) en el Museo Británico de Londres. (EFE)

Londres

El Museo Británico de Londres dio a conocer hoy su nuevo Centro de Conservación y Exposiciones (WCEC), una obra arquitectónica destinada a mejorar las condiciones de almacenamiento, conservación y estudio de las piezas de arte.

Dividido en cinco pabellones adyacentes y cuyo coste ha ascendido a 135 millones de libras (230 millones de dólares), el nuevo edificio responde a un diseño contemporáneo manteniendo la línea de la arquitectura del Museo Británico.

En su presentación, el director del museo, Neil MacGregor, agradeció a todos los que han trabajado en el proyecto, que consideró necesario "para lograr las ambiciones futuras".

El centro, distribuido además en varias plantas, está formado por estudios modernos y laboratorios de ciencia y conservación, y un gran almacén que facilita y asegura la transferencia segura de los objetos.

La construcción del llamado Centro Mundial de Conservación y Exposiciones (WCEC) ha llevado siete años y destaca por el uso del cristal en las fachadas y piedra caliza de Portland en el suelo.

Para responder a necesidades funcionales, el edificio tiene en el subsuelo la planta de almacenamiento, elegido por sus condiciones ambientales y porque la carga puede ser fácilmente manejada.

Los estudios de conservación se encuentran en la parte superior por la calidad de la luz y por la necesidad de conductos exteriores de humo y ventilación, según explicó hoy a la prensa el arquitecto Grahan Stirk, uno de los responsables del diseño.

El Centro Mundial de Conservación y Exposiciones (WCEC) no sólo implica una mejora en el cuidado y estudio de la colección del Museo, sino que ofrece más apoyo a proyectos internacionales, desde el estudio de los dibujos de Miguel Ángel hasta monedas de grandes tesoros.

Los almacenes darán cobijo a hasta 200.000 objetos procedentes del departamento de África, América y Oceanía, así como a piedras grabadas y fragmentos arqueológicos de Grecia y Roma.

El Museo Británico de Londres, uno de los más visitados del mundo, alberga una importante colección de antigüedades y, entre otras cosas, se pueden ver restos arqueológicos de Grecia y Roma y reliquias de Egipto, como la valiosa Piedra Rosetta, que permitió descifrar los jeroglíficos antiguos