San Sebastián, oficial de la guardia imperial en el Arocena

El Museo Arocena presentará durante este verano la pieza de madera policromada del Siglo XV. De autor anónimo, la escultura muestra a un condenado a muerte por defender a los cristianos.
Restauración de la pieza de San Sebastián.
Restauración de la pieza de San Sebastián. (Cortesía Museo Arocena)

Torreón, Coahuila

El Museo Arocena presentará durante este verano la pieza de madera policromada del Siglo XV, San Sebastián de autor anónimo, en ella se refleja a un guardia imperial de Diocleciano y uno de los primeros mártires de la cristiandad.

Con un trabajo de restauración a cargo del equipo del Museo Arocena, la pieza llevó dedicación y tiempo, "paso a paso y utilizando los mejores criterios y materiales para ir poco a poco estabilizando la pieza es que se logró el mejor resultado", explica Jorge González Lucio, restaurador y conservador del Museo Arocena.

La escultura muestra a un condenado a muerte por defender a los cristianos, sus compañeros lo ataron a un árbol y lanzaron sobre él una lluvia de flechas para darle muerte.

"Le faltan los principales atributos que son un árbol y las flechas en donde le ataron y con lo que lo sacrificaron, a pesar de no contar con estos elementos, la  imagen es muy recurrente y ha sido reproducida por artistas de arte sacro", explica González Lucio.

La pieza expresa gran serenidad que transmite la sencillez de quien reflexiona resignadamente ante su martirio. De autor anónimo esta pieza pertenece al Siglo XV. De madera policromada se exhibe en el comedor de Casa Histórica Arocena.

A decir del experto, a este santo se le toma como el Apolo cristiano, una representación de un personaje fuerte en su aspecto físico.

Ha estado en el taller de restauración del Museo Arocena por dos ocasiones, la primera vez cuando se inauguró la Casa Histórica y la segunda ocasión para exponerla como pieza del mes.

"Son bastantes procesos que se le han hecho, primero para estabilizarla ya que tenía un gran deterioro causado por el tiempo y las condiciones climáticas. Sufrió de ataque de insectos, el cual fue neutralizado.

Muchos de los tratos pictóricos se le fueron votando con el tiempo, los aglutinantes con los que está hecho, la pasta de preparación se van debilitando se fueron cayendo y se tuvo que volver a consolidar todas esas partes, resanar y hacer finalmente una integración cromática hasta que quedara barnizado y puesto en exhibición".

¿Quién fue San Sebastián?

Según la historia de San Sebastián, este hombre fue abandonado aún con vida y rescatado por Santa Irene para curarle las heridas.

Tras haberse restablecido, continuó recriminando al emperador el trato hacia los cristianos, por lo que fue nuevamente apresado y apaleado hasta morir.

En el siglo III, fue proclamado Defensor de la Iglesia por el Papa Cayo y nombrado patrono de Roma junto a los apóstoles Pedro y Pablo.

La gran popularidad que gozó en la Edad Media se debió, esencialmente, al poder que se le atribuía para alejar la peste, en una época en que las epidemias diezmaban a la población.

También se convirtió en patrono de arqueros y ballesteros, de tapiceros, porque las flechas que le habían clavado parecían gruesas agujas de tapicería y de vendedores de hierro, porque las puntas de flecha eran de hierro.