Invitan a refrescante exposición

El Museo Arocena muestra los emblemáticos lugares que son parte de la identidad lagunera y son espacios imperdibles.
"La última y nos vamos, Cantinas Históricas de Torreón", exposición del Museo Arocena.
"La última y nos vamos, Cantinas Históricas de Torreón", exposición del Museo Arocena. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Bajo el título de "La última y nos vamos, Cantinas Históricas de Torreón", el Museo Arocena ha apostado a contar la historia de la ciudad en una exposición a través de estos simbólicos lugares que son parte de la identidad lagunera, espacios imperdibles.

Estos establecimientos se caracterizan por ser sitios de descanso para algunas personas, también suelen ir ahí a celebrar, o bien, para pasar un rato a solas y ahogar las penas.

Carlos Castañón Cuadros, historiador del Museo Arocena, refirió que no sólo se quiso contar la historia de las cantinas de Torreón, sino de alguna manera documentar las prácticas, costumbres, tradiciones de estos recintos tan antiguos.

Durante lo que resta del año estará abierta al público la exposición que muestra un recorrido por diferentes cantinas que han sido testigos de la historia de la ciudad. Con la admisión al Museo se puede accesar a esta muestra histórica deTorreón.

"Queremos invitarlos a que conozcan sobre ese acervo que guardan las cantinas de nuestra ciudad que son parte de nosotros como laguneros y son parte esencial de nuestra historia como sociedad".

Algunas permanecen en activo, otras lamentablemente han cerrado sus puertas, pero en su conjunto y diversidad, conforman un ecosistema de prácticas culturales, de ahí que los reconozcamos como referente de la tradición a ambos lados de la barra del bar.

Aquí en Torreón, las primeras cantinas surgieron alrededor de la estación de ferrocarril junto con los primeros comercios, mercados y hoteles.

Con el crecimiento de la población se fueron multiplicando y aunque la gran mayoría de estos lugares han desaparecido, algunos han sobrevivido el paso del tiempo.

Jesús Flores Valenciano presenta un ensayo fotográfico, a la par que Carlos Castañón muestra la investigación de estos lugares y una selección de objetos representativos de cada establecimiento.

El Museo Arocena presenta una breve reflexión de los sitios que continúan ofreciendo sus servicios al público y también de aquellos que han cerrado su puertas recientemente.

La transformación en las últimas décadas de las ideas en torno al consumo del alcohol y los espacios históricamente masculinos convierten a las cantinas en
estampas de una larga tradición que tiende a desaparecer en el siglo XXI.

Algunas de las cantinas que se muestran en esta exposición del Museo Arocena son: Salón Francia que data desde 1890. De 1900, Las Playas, Salón París, Las Naves de Colón.

De 1905 La Riviera, Bar Reforma de 1908, Salón Versalles de 1917, Bodegas del Norte de 1920, La Fama de 1923, La Ópera de 1930, entre otros establecimientos más.

Muchas de ellas han abierto y cerrado sus puertas en el Centro Histórico de Torreón durante los últimos ciento veinte años. Algunos han logrado tolerar el paso del tiempo, las crisis económicas, el crecimiento urbano desordenado y las modas siempre cambiantes.