'El Acertijo' será una alternativa de turismo

El museo que se construye en Gómez Palacio contará con una incubadora de jóvenes para servicio social y serán guías del conocimiento, además de 45 empleos directos y empresas externas.

Gómez Palacio, Durango

Mario Alonso Villanueva Martínez, director del Museo Bebeleche, asesora y supervisa la museografía del Acertijo en La Laguna de Durango, en conjunto con el Despacho "Siete Colores" y el arquitecto Mario Schjetnan.

De manera que se cuiden todos y cada uno de los detalles de esta obra, para que se logre convertir en un referente nacional y pueda generar beneficios, no sólo en el ámbito cultural y científico.

"Se busca convertir este museo en una alternativa de turismo y generar una derrama económica en la región".

Se pretende generar alrededor de 45 empleos directos con el personal que atienda el museo, además de las empresas externas que se contratan para atender los rubros de limpieza y seguridad.

"La museografía es el conjunto de técnicas y prácticas relativas al funcionamiento de un museo. Abarca las técnicas de concepción y realización de una exposición, sea temporal o permanente, así como la disposición física que se debe tener en cuenta, las exigencias de conservación preventiva de los objetos, así como la disposición y presentación de los mismos", explicó Mario Alonso Villanueva Martínez.

Los elementos museográficos son las vitrinas, muros que albergan las obras, las piezas gráficas, audiovisuales e interactivas, sistemas de iluminación y todos aquellos recursos mediante los que se apoya e implementa el discurso museológico que pretende transmitir la muestra.

Alonso Villanueva manifestó que se pretende generar alrededor de 45 empleos directos con el personal que atienda las instalaciones del museo, además de las empresas externas que se contratan para atender los rubros de limpieza y seguridad.

Este museo al igual que el Bebeleche contará con una incubadora de jóvenes que realizan su servicio social, los cuales se convierten en guías del conocimiento.

Los guías son seleccionados y luego capacitados, para que aprendan a hablar en público, a manejar grupos, a lidiar con el estrés, entre otras aptitudes que se desarrollan y potencializan en el museo.

Al término de su servicio social, las empresas locales empiezan a voltear a verlos, porque son jóvenes que cumplen con el perfil que los empresarios necesitan.

"El museo se convertirá sin duda en un atractivo y una apuesta turística. En el Bebeleche se reciben personas de Estados vecinos, en la temporada alta de vacaciones el 50% de las personas que visitan el museo son foráneos. Vienen de otras ciudades, de otros estados, exclusivamente a ver las atracciones que se ofrecen, dejando una derrama económica en los hoteles y en los restaurantes".