Nuevo museo es una construcción “verde”

Utilizará energía solar, agua tratada de la planta recicladora del parque ecológico “La Esperanza” y la finalidad es hacerlo autosustentable, indicó Aydé Hernández, subsecretaria de edificación.

Gómez Palacio, Durango

La arquitecta Aydé Hernández Reyes, subsecretaria de edificación de la secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Estado de Durango, explica cómo este nuevo museo de primer nivel, es una construcción “verde”.

Utilizará energía solar, agua tratada que proviene de la planta recicladora del parque ecológico “La Esperanza” y la finalidad es hacer del inmueble un museo autosustentable.

Al estar ubicado dentro del parque, será abastecido por esta planta recicladora de agua. Otro punto a favor de la ecología es el área de baños, pues se aplicará la modalidad de “baños secos”.

Respecto a la construcción que se realiza, la subsecretaria de edificación de la SECOPE señaló que licitada a nivel nacional, una vez que se seleccionó a las empresas ganadoras, empezaron los trabajos.

“Fue una suerte que las dos empresas fueran duranguenses, ya que la derrama económica se multiplica, pues se contrata gente de la localidad, los insumos se adquieren en la región y el número de empleos que se crea se triplica, al ser empresas que operan en Durango”, manifestó Aydé Hernández.

La obra es de 20 mil metros cuadrados, actualmente los trabajos registran un avance global del 60 por ciento, faltan los acabados, así como el tren de servicios, están pendientes las obras exteriores como el estacionamiento, la cafetería y un jardín.

“Lo más complicado es la cuestión estructural, los cimientos, las bases de la obra misma, todo eso ya está terminado, ahorita se está trabajando con los detalles como el aire acondicionado, el piso, entre otros. Se está trabajando a marchas forzadas para cumplir la fecha de entrega proyectada para el mes de diciembre”.

La compatibilidad de la obra con el medio ambiente es muy alta, ya que se busca que el inmueble sea autosustentable.

El Parque ecológico “La Esperanza” opera con una planta tratadora de aguas residuales, esta planta recibe “aguas negras” de las colonias que se ubican a su alrededor, una vez que se tratan, son usadas para regar las áreas verdes de este complejo.

El Museo Acertijo al estar ubicado dentro de este parque, será abastecido por esta planta recicladora de agua. Otro punto a favor de la ecología es el área de baños, pues se aplicará la modalidad de “baños secos”.

Por otra parte se contempla que el alumbrado sea de tecnología “led”, este a su vez será abastecido por páneles solares, con la finalidad de reducir los costos de operación del inmueble y por otra parte disminuir el impacto ecológico que tenga el mismo.

La construcción está planeada para que no se use tanta energía eléctrica, que tenga “tragaluces” para disminuir el consumo de luz y energía eléctrica, contribuyendo a no dañar el medio ambiente.