El Tamayo exhibirá obras de Picasso, Rothko y Magritte

La exposición 'Ensayo museográfico #2' se inaugura el 5 de septiembre con la intención de generar un diálogo entre el arte moderno y el arte contemporáneo. 

México

El Museo Tamayo Arte Contemporáneo quiere ampliar su colección y atraer nuevo público. Por eso, en último trimestre del año, se proyecta una exposición que pretende generar un diálogo entre obras de arte moderno y de arte contemporáneo pertenecientes a la colección del recinto.

Obras del artista español Pablo Picasso (1881-1973), el pintor estadounidense Mark Rothko (1903-1970) y el pintor belga René Magritte (1898-1967) destacan en la primera sección. La mayoría de las obras modernas fueron donadas por Rufino Tamayo al museo, y muchas formaban parte de su colección personal.

Algunos de los artistas contemporáneos que participan en la muestra a través de su obra son Pedro Reyes (1972), Luisa Lambri (1969)y la dupla formada por Peter Fischli (1952) y David Weiss (1946-2012).

La muestra se titula Ensayo museográfico #2 (de lo moderno a lo contemporáneo) y será inaugurada el próximo 5 de septiembre.

"Estas dos partes de la colección no necesariamente concuerdan. Una está fundada dentro de medios tradicionales, como pintura, escultura y dibujo, y en la otra empieza a entrar la instalación, el performance y otro tipo de prácticas artísticas, como el cine y el video", explicó el director del recinto, Juan Andrés Gaitán.

También se exhibirá la obra de artistas como Rufino Tamayo (1899-1991), Simon Starling (1967), Manuel Álvarez Bravo (1902-2002), Carlos Mérida (1893-1984), entre otros.

El director del Museo Tamayo comentó que varias de estas obras se han convertido en hits de la colección que se solicitan en México y en el extranjero, mientras otras creaciones, como una serie de tapices realizada por Pablo Picasso, se exhibirán por primera vez al público.

"Queremos distinguir la forma de pensamiento artístico que caracterizó al arte moderno que llega hasta los setenta y ochenta del siglo pasado, y lo que caracteriza a lo que llamamos arte contemporáneo", señaló.

Añadió que la forma de exhibir el arte en un museo ha cambiado, por ello para esta exposición habrá una sala con el tipo de iluminación y museografía utilizada en la época moderna y en el área dedicada al arte contemporáneo podrá observarse la tendencia actual, caracterizada por muros blancos, espacios neutros y una iluminación plana.

La curaduría estuvo a cargo del propio Juan Gaitán y sus colaboradores: la subdirectora artística del museo, Daniela Pérez; un conocedor de la colección, Juan Carlos Pereda, así como Manuela Moscoso y Andrés Valtierra.

Por un museo más accesible

El también curador de origen colombiano indicó que buscan atraer nuevos visitantes al recinto mediante distintas estrategias y con la ayuda de las redes sociales se trata de mantener ese contacto para diseminar el programa de exposiciones y actividades.

"Estamos diseñando nuevos textos de muro, escritos de una forma más amable, sencilla y clara, sin palabras complicadas para que la gente se sienta más cercana a las obras", añadió. También se contempla rediseñar el programa educativo con el fin de organizar eventos para que el público se sienta vinculado al museo.

Además se sumará otro transporte al camión "Jugando con Tamayo", encargado de difundir la obra del pintor oaxaqueño y acercar a los niños el lenguaje y disfrute del arte. La idea es organizar recorridos cercanos en colaboración con el Bosque de Chapultepec.

Para Juan Andrés Gaitán, uno de los principales retos a los que se enfrenta actualmente el recinto es convertirse en el museo público con una colección líder a nivel mundial.

"No existe en América Latina una gran colección pública de arte contemporáneo y queremos sacar adelante al Museo Tamayo para hacerlo. Es un proyecto que requiere muchos recursos, pero gracias a que los artistas mexicanos pueden pagar impuestos en especie hemos podido contactarlos para preparar adquisiciones para la colección".