Museo de San Nicolás renta el lugar para “mantenerse”

Camilo Ramírez Puente, secretario del Ayuntamiento, dijo que el Musan necesita recursos para continuar operando, por lo que ahí se realizan bodas, XV años, despedidas, entre otros eventos.

San Nicolás de los Garza

El Museo de San Nicolás (Musan) necesita recursos para mantenerse activo, y los está buscando a través de prestar sus instalaciones para eventos sociales.

Desde hace "algunos meses" el Musan exhibe una manta en la esquina de Avenida de la Juventud, en donde se indica: "Agenda abierta 2014/2015. Outlet de fechas con cortesías y precios especiales".

Los servicios que ofrece el museo habilitado como salón de eventos son posadas, bodas, XV años, despedidas, graduaciones, baby showers y eventos empresariales.

Estas actividades se realizan en el lobby del museo y forman parte de la oferta de salones de la empresa Capitolio eventos, según la página www.capitolioeventos.com.mx/salones-de-eventos-monterrey/musan-museo-de-san-nicolas.

"Todo se basa en la búsqueda de que el museo siga operando", expresa Camilo Ramírez Puente, secretario del Ayuntamiento nicolaíta.

En búsqueda de recursos

Reinaugurado en agosto del 2012, el Museo de San Nicolás se convirtió en uno de los espacios con mayor apuesta a la tecnología, pues prácticamente sus cinco salas cuentan con apoyos multimedia.

Para su conformación, Conaculta otorgó cerca de 78 millones de pesos en diversas etapas, recursos que sirvieron, incluso, para adquirir un acervo propio.

Camilo Ramírez indicó a MILENIO Monterrey que después de varios análisis se llegó a la idea de ofrecer el espacio para realizar eventos sociales con el fin de obtener recursos propios, pues el museo no recibe dinero de la Federación ni el Estado.

"Debemos recordad que nuestro museo, el Musan, no recibe ningún subsidio ni de entidades privadas ni de entidades públicas, sino que sólo recibe los recursos del propio municipio", explicó.

Detalló que los servicios sociales sólo se realizan en una parte del museo, principalmente en el lobby. Incluso, aseveró que los eventos "no interfieren" con las actividades culturales que el museo presta.

Los recursos que se obtienen de prestar sus instalaciones se van principalmente en el mantenimiento del espacio y para el pago de trabajadores que tienen de planta.

"Son para el mantenimiento del edificio y el pago, en parte, de algunos sueldos del personal fijo que tenemos ahí".

Camilo Ramírez expuso que el museo genera un costo aproximado de 300 mil pesos, donde lo que llega por la organización de eventos es "un paliativo" para esta situación.

Para "no dejar caer al museo" indicó que se están estudiando otras formas de captación de recursos principalmente en la búsqueda de patrocinios.

"Nosotros siempre estamos buscando patrocinadores o benefactores para el museo, muchas veces no lo logramos porque también entendemos de las dificultades que existen".

Ubicado al interior del Gran Parque San Nicolás, el museo se ubica a espaldas de lo que fuera un destacamento militar en la década de 1930.

En una primera etapa el museo ofrecía dos áreas: la que mostraba la historia del municipio y otra área para exposiciones temporales.

Con la reinauguración del 2012 el espacio se enfocó a contar la historia del planeta a través de cinco ejes temáticos, poniendo especial énfasis en recursos tecnológicos y multimedia.

Otros museos de la entidad que ofrecen servicios sociales son el Museo de Historia Mexicana, MARCO, el Planetario Alfa, así como espacios del Parque Fundidora, por citar algunos.