El Museo Regional propone gozar la Semana Santa

Durante los días de descanso por tradición religiosa, el acceso al recinto es gratuito, el grupo folclórico Ollinemeztli dará hoy un par de funciones.
El museo espera la visita de muchas familias para los próximos días.
El museo espera la visita de muchas familias para los próximos días. (Enrique Vázquez)

Guadalajara

El acceso al Museo Regional de Guadalajara, durante Semana Santa, no tiene costo y además de sus exposiciones permanentes y temporales, el recinto será sede de talleres y espectáculos que comienzan hoy y perdurarán el fin de semana. Así lo confirmó ayer Verónica Banda, encargada de difusión, quien agrega que hoy se realizarán dos funciones del Grupo Folclórico Ollinemeztli que dirigen Anadina Molleda y Rodrigo Gálvez, quienes comentan que el significado del nombre del conjunto, en lengua náhuatl, significa “luna en movimiento”.

“El espectáculo se llama Del Sur son, se trata de un proyecto inspirado en textos de Juan José Arreola y Juan Rulfo, se compone de tres momentos: La raíz, que es la danza de sonajeros, un segundo que aborda la Danza del campesinado, con sones tradicionales y el tercero que trata de proyectar La fiesta más elegante de la región sones contemporáneos con mariachi moderno”, dice Molleda.

Por su parte Rodrigo Galvez señala que es un trabajo en conjunto en el que fusionan textos de La Feria, de Arreola y El llano en llamas, de Rulfo con música y danza. “El proyecto es producto de una beca del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Jalisco del periodo (2013-2014), con un monto de cerca de 50 mil pesos de producción y con el cual nos comprometimos a dar por lo menos 8 funciones. Ya tenemos fechas por confirmar en Tequila, Magdalena, El Arenal, Ajijic y trataremos de cerrar en Ciudad Guzmán”, dice el destacado bailarín y coreógrafo.

Manuel Salvador Arreola, otro de los coreógrafos del grupo, señala que el vestuario es totalmente tradicional, que tuvieron asesoría de una de las 33 cuadrillas que resguardan la danza de sonajeros en Ciudad Guzmán y que contactaron artesanos que elaboran parte del vestuario como es el caso de los sombreros y las sonajas. “Son piezas elaboradas todas con hilo, popotillo de plástico y metal totalmente de forma manual. Los artesanos invierten hasta una semana para elaborar un solo sombrero”, dice.

La cita para apreciar este espectáculo es hoy a las 11:00 horas y a las 16:00 horas.

Vacaciones con coloridos tintes formativos

A partir de hoy, y hasta el próximo domingo el departamento de Servicios Educativos del museo realizará varios talleres de pintura dirigidos a público de todas las edades y con un cupo limitado de 25 personas.

Uno de ellos se titula La pasión de Jesús. Cada taller tiene duración de una hora. Las sesiones de este taller comenzarán a las 10:00 horas. La última sesión de la jornada iniciará a las 14:00 horas.

Otro opción será el  taller de acuarela: La Dolorosa, con duración de 30 minutos dentro del horario que va de las 10:00 a las 15:00 horas. Por otra parte, se ofrece el taller de germinado: Ofrenda en el Altar de Dolores, que sólo se realizará jueves y viernes, también en sesiones de 30 minutos de las 10:00 a las 15:00 horas.

Los horarios de visita al museo son de martes a sábado de las 09:00 horas a las 17:30 y los domingos de las 09:00 a las 16:30 horas. La entrada, durante el resto de la Semana Santa es gratuita.

Exposiciones vigentes

En el espacio continúa la exposición La divina proporción, integrada por una serie de fotografías, catálogos y libros de la dupla de editor y fotógrafo italianos Franco María Ricci y Massimo Listri, un equipo de talla internacional que se ha destacado por la elaboración de libros de colección y que actualmente trabajan en un libro sobre el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México.

Por otro lado durante marzo y abril el espacio de exposiciones temporales conocido como Vitrinah, mantiene la exposición Herbolaria. Los visitantes podrán apreciar libros, algunas piezas pequeñas de la colección del propio museo relacionadas con este tema, tales como fotografías, textos y objetos rituales, además de semillas e información sobre el facsimilar del Códice de la Cruz-Badiano, obra escrita por indígenas del Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco y que fuera presentado a la Corona Española en 1552.