Museo Regional de la Cerámica se prepara para su 60 aniversario

Sin presupuesto económico y con apoyo en mano de obra de la plantilla de servidores públicos de Tlaquepaque se remozó el total de las instalaciones.
Cada fin de semana artesanos de diversas tradiciones realizan sus labores frente al público y obsequian los productos como recuerdo.
Cada fin de semana artesanos de diversas tradiciones realizan sus labores frente al público y obsequian los productos como recuerdo. (Patricia Ramírez)

Guadalajara

Al titular de Instituto de la Artesanía Jalisciense (IAJ) le queda claro que no todo es cuestión de dinero aunque la entidad que encabeza ha logrado ir de 900 mil a 9 millones de pesos de presupuesto en lo que va del sexenio. Camilo Ramírez Murguía, en un trabajo conjunto con Alfredo Barba Mariscal, alcalde de Tlaquepaque ejecutaron un plan de remozamiento que tomó más de un año de labores para recuperar la identidad original del Museo Regional de la Cerámica (MRC) que cumplirá 60 años este próximo 5 de diciembre.

“En torno a 1800 era un mesón donde los viajantes se ajuareaban, es decir, tomaban los elementos primarios necesarios para ir a Guadalajara. Había sal, azúcar, algunos víveres y se daba servicio a los animales, pues entraban en carruajes. Rescatamos del tiempo el ingreso, volvimos a empedrar como fue hace 30 años, eso se pavimentó, había bancas y lámparas modernas que eliminamos”, explica Ramírez Murguía.

Lo que queremos es que el MRC sea un punto clave en Tlaquepaque y llegue a ser un punto clave para la cultura en Jalisco, de ahí que el IAJ se encarga de establecer acuerdos especiales con la Secretaría de Turismo y con la Red de Museos del INAH. Por cierto que esta institución tenía interpuestas demandas por el maltrato y descuido en que se encontraba sitio y acervo que rayaba los tres millones de dólares, cuestión que ha sido resarcida dado que se recuperaron los techos y muros que filtraban agua y ponían en peligro colecciones costosas como la Roberto Montenegro compuesta  por dos mil 600 piezas.

El también artesano comenta que los trabajos fueron realizados por personal del MRC, del ayuntamiento de Tlaquepaque y por artesanos voluntarios. “Restauramos todo, rescatamos cenefas originales, pintamos, sacamos quince camiones con escombros. Estoy muy agradecido con el equipo que se compromete no sólo con un escritorio o con un cheque sino que tiene conciencia que somos parte elemental del desarrollo de la sociedad. No había presupuesto, nunca hay, recurrimos a la mano de obra de 20 personas de la nómina que saben realizar estos trabajos y artistas que hicieron el detallado”.

En esta nueva etapa, el museo revitalizó su oferta cultural y con ello se incrementó en 600 en valor porcentual la afluencia de visitantes escalando hasta la tercera posición dentro de la estadística de la Red de Museos con 34 mil visitantes anuales, así lo refiere Laura Vargas, directora del sitio. Ahora cada fin de semana hay artesanos trabajando en vivo frente al público y obsequiando piezas de muestra como trompos tallados en madera, formas escurridizas en vidrio soplado, carritos de madera, sombreros tejidos con palma, hay nieve de garrafa y una actividad que ha resultado especialmente atractiva que es el tejido de una soga.

“La gente sale fascinada, pueden ver cómo gente mayor  hace trabajos en minutos y produce cosas grandiosas”, narra con entusiasmo  Ramírez Murguía. Lo que sigue es convertirse en un museo interactivo que haga partícipes a los cinco sentidos, quien ingrese percibirá el olor a barro y podrán entrar ser testigos del proceso de creación de piezas de cerámica. El objetivo es que la población revalore y utilice la artesanía mexicana desplazada por el plástico.

Los festejos por el 60 aniversario del MRC serán anunciados próximamente, hasta ahora se sabe que será presentado un performance que da vida a personajes de la artesanía como el vendedor de jaulas del artesano Rodo Padilla, figuras de barro canelo, el frivolité de San Ignacio Cerro Gordo o la cosmovisión Wixárika. El espectáculo se estrenó en el aniversario del IAJ en semanas pasadas y gustó a tal grado que podría ser llevado a ciudades de Estados Unidos.