El Museo Nacional del Tequila cumple 15 años

La Cámara Nacional de la Industria del Tequila le brindó felicitaciones y artistas jaliscienses le regalan obra, anuncia su fundadora Alicia Rodríguez.

Guadalajara

El Museo Nacional del Tequila (MUNAT) que se ha dedicado a honrar la historia y tradición de la bebida emblemática del estado, celebró ayer su XV aniversario con la felicitación de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT) y la inauguración de dos exposiciones colectivas de arte abstracto que reúne la obra de más de 13 artistas plásticos: Abstracciones 17:14 y México Guadalupe.

Como parte de la inauguración se recitaron los poemas de Rodolfo Lara y de Víctor Manuel Pazarín. Alicia Rodríguez, fundadora del recinto y coordinadora de las
exposiciones, destaca que integrantes de la comunidad artística jalisciense donaron 16 piezas abstractas y particulares donaron una damajuana de 50 años de antigüedad.

La CNIT, que ha apoyado al museo desde el principio, donó un cedulario bilingüe español inglés que explica la historia y el proceso de elaboración del tequila. 

“Estas acciones abundan en que el tequila quede consagrado como patrimonio cultural. Recordemos que es una bebida a la que han bendecido las musas con la inspiración de canciones, la pluma y el pincel. Su elaboración es todo un arte desde la preparación hasta la catadura. El museo trata de contar la historia de esta bebida a través del arte”, explica Rodríguez. 

Inaugurado en el 2000 en la antigua casa de la cultura, “el recinto inició con una colección de 100 botellas donadas por socios de la Cámara Tequilera, etiquetas y cromos, pero no fue sino hasta el 2002 que se pidió el nombramiento de Museo Nacional y a partir de esa fecha se inició su verdadero despegue y las grandes donaciones” agrega la funcionaria que puntualiza que hoy el MUNAT cuenta con cerca de 500 botellas. Según los registros del museo asisten unos dos mil visitantes al año. El edificio también cuenta con una sala de souvenirs y una tienda de artesanía en la que se pueden adquirir diversos objetos de la región, dulces típicos y algunas de las marcas que se tienen en exhibición.

El recinto ubicado en la calle Ramón Corona 34 tiene una sala de exposiciones temporales, seis salas de exposiciones permanentes y el Archivo Histórico de Tequila.

Las salas están ambientadas con viejos alambiques y una colección de envases de Tequila; entre ellas dos botellas de vidrio soplado elaboradas por el ingeniero Hipólito Gutiérrez, que lograron ser reconocidas como Récord Guinness en 1996 y 1997. En el patio central se aprecia un antiguo molino para las piñas del agave, que ilustran parte del proceso rústico de la producción del Tequila. En las salas permanentes los visitantes pueden observar la evolución de los sistemas de producción de esta bebida emblemática a través de fotografías, mapas y algunos objetos, desde la época prehispánica y sus diferentes variaciones hasta
nuestros días. También hay un espacio dedicado al arte popular y su relación con el tequila: pinturas, esculturas, películas y obras musicales, comenta Rodríguez.

Para esta ocasión la Sala “Joel Magallanes” se ha engalanado con las obras de Carlos Torres, Aristeo García, Lucía Maya, Rafael López Castro, Paco de la Peña, CarmenAlarcón, Rafael Sáenz Félix, Postof, Javier Malo, Alejandro Brambila, Salvador Andrade, Marina Payares, Rocío Coffen, Pablo Rulfo, Olivia Campos de Gallo y Patricia García, entre otros. Por otro lado el Museo exhibe la muestra del artista chileno Sebastián Picker que estará permanente hasta el 28 de febrero.

El artista Sebastián Picker nació en Santiago de Chile en 1956. Picker salió de su país después del golpe militar del régimen de Pinochet. Su obra se caracteriza por expresar sentimientos personales y colectivos sobre la corrupción político-social marcada por la miseria, el despotismoy la desolación presentes en la sociedad moderna. Para esta ocasión presenta Abstracciones 17:14 , una de sus ideas recurrentes es el “hombre” como víctimas y/o perpetrador de su realidad inmediata, con la intención de crear conciencia sobre los problemas sociales existentes a nivel global, aspectos que se ven reflejados en dicha exposición.