Museo de la Memoria expone antecedentes de primera Constitución

Los documentos dan testimonio del trabajo realizado por los congresistas para erigir un nuevo Estado libre y soberano
Muestra disponible para el público en el Museo de la Memoria.
Muestra disponible para el público en el Museo de la Memoria. (Foto: Especial)

Tlaxcala

El Archivo Histórico del Estado de Tlaxcala (Ahet), a través del programa de Difusión Cultural "Vitrina del Mes", presenta en esta ocasión una serie de documentos denominados "Antecedentes del Congreso Constituyente de 1857, base fundamental para la creación de la primera constitución de Tlaxcala como Estado independiente", que está disponible para el público en el Museo de la Memoria, de la capital del Estado.

Estos textos dan testimonio de cómo la población de ese entonces recibió con júbilo la aprobación de los Congresistas para erigir un nuevo Estado libre y soberano.

Tal acervo detalla que el entonces diputado José Mariano Sánchez, hombre de fuertes convicciones democráticas, luchó incansablemente hasta conseguir que Tlaxcala tuviera el rango de Estado Soberano de la Federación.

Además, describen que el 5 de febrero de 1857 firmó la nueva Constitución y, al día siguiente, 6 de febrero de ese año, escribió: "En septiembre de 1519, la invasión incontrastable de Europa hizo desaparecer la gloriosa república de Tlaxcala. A los 338 recobra su soberanía interior, unida ya, y perfectamente consolidada con la gran República Mexicana, bajo cuyo nombre es más conocida y admirada del mundo".

Ésta fue la base para que, meses después, Tlaxcala también hiciera el juramento a su primera Constitución Política como Estado Libre y Soberano.

Para el año de 1854, la dictadura de Antonio López de Santa Anna —quien permaneció al frente de la Presidencia de la República de México en diferentes periodos de gobierno entre los años de 1833 a 1855— había alcanzado un alto grado de descontento entre la sociedad mexicana, incluidos los conservadores, grupo político que lo encumbró.

Ante la peligrosidad que este panorama representaba y con el fin de contrarrestar feroces levantamientos, surgió el 1 de marzo de 1854 la proclama conocida como Plan de Ayutla, encabezada por los liberales general Juan Álvarez, Ignacio Comonfort, el coronel Florencio Villarreal, entre otros. La idea básica del Plan era exigir la renuncia inmediata del dictador, instaurar una presidencia interina y convocar a un Congreso Constituyente.