'Murmurs' acapara la atención en el Festival Cervantino

La propuesta escénica de la compañía gala Aurélia Thierrée & Victoria Thierrée Chaplin se presentará la semana próxima en el DF.
Obra sutil, simple, "delicada y elegante", según Gerardo Kleinburg.
Obra sutil, simple, "delicada y elegante", según Gerardo Kleinburg. (Christa Cowrie/Cortesía FIC )

Guanajuato

La propuesta escénica Murmurs, de la compañía Aurélia Thierrée & Victoria Thierrée Chaplin, que se presentó el viernes y el sábado en el Auditorio del estado, es, sin duda, “el espectáculo” del 41 Festival Internacional Cervantino (FIC). Hacía mucho tiempo que no se veía en los foros cervantinos una propuesta escénica multidisciplinaria que explotara a tal grado la imaginación, la simpleza y recursos escénicos como el baile, la acrobacia y la actuación.

Aurélia Thierrée representó a una mujer que huye de la realidad y que recurre de forma inocente a las imágenes oníricas que son narradas a través de la mímica y de las tradiciones circenses. La obra se va entretejiendo con pequeñas escenas, como si se tratara de una película muda, muy al estilo de su abuelo Charles Chaplin.

En esta aventura que lleva a imaginar y a soñar, Thierrée contó con el apoyo del bailarín Jaime Martínez y del acróbata Magnus Jakobsson. Uno de los momentos más impresionantes de esta propuesta escénica dirigida por Victoria Thierrée Chaplin sucede cuando la actriz muestra sus dotes como acróbata al explorar, subir y bajar entre la ropa de un tendedero gigante.

Muchos espectadores se vieron reflejados y disfrutaron del momento en que fueron llevados de un ámbito citadino al mar, donde la protagonista casi se ahoga por no saber nadar. Ni qué decir del instante en el que Aurélia termina bailando por el aire, casi en levitación.

Concluida la función, Gerardo Kleinburg, ex director del FIC, dijo que lo que había visto era “hermoso”: “La obra es de una teatralidad muy sutil, muy simple, en el mejor sentido del término. Me parece, al mismo tiempo, delicada y elegante. No se trata de un espectáculo complaciente, pero la ovación del público lo dice todo… Murmurs fue capaz de poner de pie al Auditorio del estado, y eso no se ve todos los días”.

Ángel Ancona, quien fuera director técnico del FIC, se mostró encantado: “Realmente agradezco a la compañía ese viaje por los sueños. El trabajo es brutal: la disciplina de la actriz, su ejecución en el baile y en el aire, dan cuenta de que su talento es innegable”.

Para Rosario Manzanos, investigadora y crítica de danza, la obra es una propuesta excepcional de lo que es teatro físico y de objetos: “Me parece que es un hito tener un trabajo tan bien interpretado, y además con un buen gusto, pues la producción no es la reina de la puesta en escena, sino la interpretación misma”.

En la Ciudad de México la compañía francesa se presentará en el teatro Julio Castillo los días 27 y 28 de octubre.

AUSENCIA PRESIDENCIAL

“El FIC seguirá siendo el festival más importante de Latinoamérica; lo que hay que subrayar es que va más allá de la clase política, sencillamente porque es de la gente y de los artistas”, sostuvo Ángel Ancona, actual coordinador del Sistema de Teatros del Distrito Federal.

Que el Presidente haya decidido inaugurar en esta semana el Festival Internacional de la Cultura Maya, al que algunos están vislumbrando como el “festival del sexenio”, no afecta al Cervantino, señaló Ancona, quien añadió: “Tal vez habría que invitar a Peña Nieto para sepa lo que se hace en el FIC y de esta forma lograr sensibilizarlo”.

Al respecto, Gerardo Kleinburg dijo: “El festival, aunque recibe apoyo gubernamental, finalmente es de la gente que lo hace y lo mantiene”.