34 artistas preparan el 'Mural del Milenio'

Hoy será abierta en el Hospicio Cabañas la exposición 'El Milenio visto por el Arte'.
Avelina Lésper explica la muestra que se inaugura hoy.
Avelina Lésper explica la muestra que se inaugura hoy. (Patricia Ramírez)

Guadalajara

El Hospicio Cabañas, espacio único en su tipo en Latinoamérica, alberga desde hoy las mejores manifestaciones del arte mexicano reunidas en la colección pictórica El Milenio visto por el Arte.

Mientras tanto, su impulsora, la crítica de arte Avelina Lésper, inspirada en la obra monumental de José Clemente Orozco que alberga el Hospicio Cabañas, ya trabaja en la preparación del tercer gran proyecto del Grupo MILENIO, que llevará por título Mural del Milenio.

"Vamos a diseñar una obra móvil con 34 paneles. Los artistas han mostrado entusiasmo para contribuir en esta gran obra mural, la cual podrá cambiar de lugar ya que tendrá 8 mil 500 formas diferentes de ser colgada", dijo Lésper.

La finalidad de la muestra El Milenio visto por el Arte es presentar la creación de 34 artistas de diversas generaciones y estilos.

Según la directora del Instituto Cultural Cabañas, Olga Ramírez Campuzano —encargada del recinto, que en 1997 fue declarado, por su belleza arquitectónica, Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco—, la exposición, con su particular mirada sobre la creación artística, es "un proyecto que nos encargó el gobernador del estado de Jalisco".

En el recorrido por las salas del inmueble, donde se resguardan los espléndidos murales de José Clemente Orozco, y acompañada por la artista Lucía Maya, la curadora e impulsora de la colección, Avelina Lésper, explicó el sentido de esta colección única en su tipo. Se detuvo frente a cada una las obras para detallar las 34 propuestas de un grupo de artistas visionarios, quienes además de mostrar su obra intervinieron varias de las portadas de MILENIO.

"Los artistas convocados, a quienes se le pidió una obra por encargo, se dejaron llevar por su instinto creador, y las cámaras de MILENIO registraron simplemente su maravilloso acto creativo in situ", explicó la curadora.

Quienes seguían a la investigadora se sorprendieron del análisis que realizó de cada uno de los artistas.

Así, por ejemplo, Lésper indicó que gracias a que Gonzalo García pintó su cuadro, donde refleja la violencia y la crueldad que estamos viviendo en estos momentos, no se olvidará. "Ese hecho deplorable no quedará solo como incidente o como un suceso publicado en la nota roja. Gracias a esta obra de arte, la violencia quedará como un
reporte histórico, ya que ofrece un testimonio de la crueldad y de la violencia que estamos viviendo en este momento de guerra".

Un ejercicio similar es el planteado por Carlos Cárdenas, de Durango, quién analiza la soledad y el egoísmo enorme que está generando la adicción a las redes sociales, al teléfono celular, a las consecuencias de la difusión
y promoción de falsos valores y que en su conjunto han afectado a la sociedad, que cada vez se comporta más frívola ya que está creciendo alrededor de un valores que no existen.

Los artistas no se mantienen ajenos a la realidad, como se puede ejemplificar con la obra de Alejandro Montoya, quien fue a la morgue y pintó un cráneo de una persona sacrificada en un acto de violencia. El resultado fue un grafito que refleja una versión de la violencia y con la cual se le da otro sentido a la calavera.

La exposición permanecerá abierta hasta marzo del 2015.