“Munro nunca será una escritora de masas”

Eugenia Vázquez Nacarino habla sobre los temas que la escritora canadiense aborda en sus historias.

Ciudad de México

Dolor y miseria humana son algunos de los temas que la escritora canadiense aborda en sus historias, tejidas con un estilo sencillo y profundo, así lo menciona en la siguiente charla la traductora al castellano de su último libro, Mi vida querida.

[b]La importancia de Munro en la literatura universal[/b]

Es una de las grandes escritoras de relatos cortos de todos los tiempos, y con este premio se reconoce también la labor de tantos otros autores que han cultivado un género que, por su brevedad, a veces se ha considerado menor.

[b]¿Por qué es una autora de culto, más que popular, cuando podría serlo por la humanidad de sus escritos, quizá por su retraimiento con los medios?[/b]

Quizá se la considere autora de culto porque una vez que la lees, ya no dejas de adorarla. Desde luego, no es una autora que recurra a fórmulas fáciles, plantea temas dolorosos en sus historias: encara las miserias de la vida, siempre pone el dedo en la llaga sin sentimentalismos huecos, da qué pensar. Tal vez por eso nunca será una escritora de masas, porque cuestionar el orden aparente requiere un mayor esfuerzo, y hay quien prefiere una lectura de evasión o un producto masticable. Su retraimiento de los medios, más que una causa de que su obra no haya tenido un mayor alcance, probablemente sea solo una manifestación de su coherencia. En ese sentido, espero que este premio sea la catapulta que la haga llegar a más lectores que, sin duda, apreciarán la sencillez, la honestidad y la hondura de alguien que apuesta por vivir de verdad, y en la verdad.

[b]Sobre su último libro publicado en castellano, Mi vida querida, Munro comentó que fueron "las primeras y últimas cosas —también las más fieles—, que tengo que decir sobre mi propia vida". No es la primera vez que se despide de la literatura, ¿cree que será la definitiva?

[/b]

Intuyo que ha sido una decisión muy meditada, y me parece que este reconocimiento cerraría con broche de oro una carrera que nos deja un legado valiosísimo. También podría ser que la impulsara a seguir escribiendo. Ojalá.

[b]Es una obra emotiva pero también tiene mucho de social, relatos cortos pero contundentes, casi dolorosos.[/b]

Sus relatos suelen situarse en comunidades pequeñas del Canadá rural, donde el equilibrio individual depende del colectivo, así que, lógicamente, en muchas ocasiones asistimos a las fluctuaciones sociales e históricas a través de las vivencias de sus personajes. Los años de la Gran Depresión, por ejemplo, que fueron los de la infancia de Munro, son el trasfondo de muchos de sus relatos.

[b]¿Cuáles han sido las dificultades y los placeres de traducir a Munro?[/b]

Alice Munro huye siempre de la afectación, no tiene un estilo nada ampuloso ni quiere deslumbrar con frases rebuscadas, toda la complejidad de sus relatos fluye con absoluta naturalidad, sin esfuerzo aparente. Esa sencillez engañosa es muy difícil de lograr, y exige mucha contención a la hora de traducir; pero cuando tienes la suerte de trasladar a otra lengua textos tan medidos y elaborados, basta con seguir el surco.