Muestran la originalidad de Cordelia Urueta

La exposición reúne un total de 60 obras procedentes de 20 colecciones, tanto públicas como privadas.

México

Cordelia Urieta, una mujer fascinante y con una visión muy crítica de la sociedad, que jamás se adhirió a vertiente o escuela algunas porque siempre estuvo en una búsqueda constante, será objeto de una exposición en el Museo Mural Diego Rivera, a partir del 29 de noviembre.

La mujer que siempre rechazó ser nominada al Premio Nacional de Ciencias y Artes, porque decía que  “el artista siempre iba a trascender por su propia obra, no por los premios o galardones obtenidos”, según relató su sobrina Martha Villaseñor, será recordada a través de la muestra Cordelia Urueta. Carácter y color, que reúne un total de 60 obras procedentes de 20 colecciones, tanto públicas como privadas.

Luis Rius, director del recinto museográfico, precisó que la muestra no es una retrospectiva, es una selección de los cuadros más representativos de su creación, reflejo del lenguaje que fue capaz de consolidar.

Ante la obra de la pintora mexicana, el director del museo explicó que el objetivo de esta exhibición es presentar a la creadora en todas sus facetas creativas, de ahí que la curaduría esté basada en tres ejes temáticos: atmósferas y emociones, la poética del color y las formas sensibles.

“Lo que guió esta investigación fue la localización de la obra más representativa  de Cordelia Urueta, una de las artistas más importantes de la segunda mitad del siglo XX”, indicó.

En este espacio donde se exhibe el mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda, de Diego Rivera, se mostrarán algunas de las obras que identifican el quehacer de Cordelia Urueta: La voz, Autorretrato, Sombrasolar, Asteroide y la Nave de los locos, además de un par de piezas que nunca se habían expuesto, por lo que resultará muy enriquecedor asistir a esta exposición, precisó Erika Contreras, cocuradora de la muestra.

Visionaria

La deshumanización del arte, la violencia, la represión y la destrucción de la naturaleza, temas determinantes en la obra de  Cordelia Urueta, y que  marcaron en gran medida la producción de esta gran artista, se podrán apreciar en la muestra.

Para ubicar al espectador, Luis Rius, director del Museo Mural Diego Rivera, explicó que la artista, quien fue una visionaria, “nació en la Ciudad de México en 1908; su infancia transcurrió en un ambiente intelectual que le procuró interés por las artes y por las letras, ya que su padre fue el escritor Jesús Urueta, identificado con el modernismo. Él  tuvo que ver con la fundación de la Revista Moderna de México, en 1898, reuniendo a los mejores de la época: Julio Ruelas, Roberto Montenegro y José Juan Tablada”.

Heredera de Tamayo

En 1929 Cordelia Urueta expuso en Nueva York, en una galería privada, al lado de José Clemente Orozco y Rufino Tamayo.

“Y es cuando queda impresionada con el trabajo de Tamayo; de hecho, se apropia de alguna manera de las formas y las soluciones con las que el artista oaxaqueño logra resolver algunos de sus cuadros. Por eso, de cierta forma hay algunos que la conocen como la heredera de Rufino Tamayo”, explicó Erika Contreras.

Aunque la paleta de Cordelia Urueta no es la de Tamayo, afirmó la experta, en su obra sí se aprecian determinadas texturas y ese gusto por lo cromático, elemento que distingue a sus obras.

La muestra Cordelia Urueta. Carácter y color se exhibirá hasta el 2 de marzo del 2014, en el Museo Mural Diego Rivera.