Muestran el libro del Sindicato de Maridos Libres

Esta curiosidad editorial se exhibe en la Casa de la Cultura, tras ser adquirido por Abel Moreno López en la Feria Internacional del Libro Raro, Antiguo y de Ocasión. 
El libro contiene más de un centenar de páginas escritas mecanografiadas y fotografías.
El libro contiene más de un centenar de páginas escritas mecanografiadas y fotografías. (Foto: Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

En algún momento del siglo XX los maridos de Monterrey vivieron esclavizados a las tareas del hogar, donde su yugo represor se vio ejemplificado en la escoba. Tal fue su apego a las labores del hogar que crearon su propio sindicato.

Las Memorias del Sindicato de Maridos Libres. Mártires de la Escoba, de Emilio Martínez, es quizás la única referencia literaria al grupo conformado por abogados de Monterrey en 1923 donde discutían los casos judiciales con mayor repercusión en la ciudad, y de paso, disfrutaban del trago.

Lo del nombre es toda una referencia sarcástica sobre las reuniones que efectuaba este grupo de abogados, quienes se decían "sumisos y cumplidos en las obligaciones matrimoniales" por lo que se decidió nombrar así al grupo.

"Como nombre de guerra se le puso por algunos de los integrantes del grupo quizás por antonomasia porque la mayoría éramos completamente sumisos y cumplidos en las obligaciones matrimoniales", se lee en el prólogo escrito por Martínez.

Las reuniones del grupo iniciaron en la cantina llamada La Tequileña, anteriormente ubicado en Zaragoza y Terán (hoy Juan Ignacio Ramón), donde se reunían "al término de las labores de la mañana para tomar una cerveza antes de comer".

Esta curiosidad editorial se exhibe en la Casa de la Cultura Ciudadana (Porfirio Díaz y Treviño, en el centro) tras ser adquirido por Abel Moreno López en la Feria Internacional del Libro Raro, Antiguo y de Ocasión, celebrada en la Ciudad de México.

El libro en cuestión es un encuadernado con más de un centenar de páginas escritas mecanografiadas, con fotografías originales, recortes de periódicos y documentos relativos a la labor de los abogados de Monterrey.

Para el promotor cultural Abel Moreno López, se trata de una pieza única que debía tener Monterrey.

"Lo conseguí el año pasado (2013) me llamó la atención porque es un ejemplar único, mecanografiado con documentos y fotografías originales. Difícilmente habrá una copia", expuso.

Los integrantes del Sindicato de Maridos Libres son Daniel Guerra Espinoza, Julio L. Puente, Miguel Treviño, Alfredo Lozano Saldaña, Braulio Morales, Antonio F. Canales, Emilio Martínez e Ignacio H. Valdez y Saúl B. Quintanilla.

El grupo se desintegró hasta 1942, es decir 19 años después, tras la muerte de algunos de sus integrantes. Cargado de un humor propio y sarcástico, el final del documento es con las "calaveras" compuestas a los miembros del sindicato que habían fallecido.