Muestran diario íntimo de Picasso

El Museo Nacional de China en Pekín expone hasta el 28 de abril la Suite Vollard, del pintor español, considerada obra cumbre del grabado del siglo XX.

Pekín

La Suite Vollard, considerada la obra cumbre del grabado del siglo XX y que representa una suerte de "diario íntimo" de su autor, el pintor español Pablo Picasso, se presentó hoy en el Museo Nacional de China en Pekín.

La colección de cien grabados, que parte de las Colecciones del Instituto de Crédito Oficial español (ICO) y estará expuesta hasta el próximo 28 de abril, fue realizada entre septiembre de 1930 y 1937 y toma el nombre del marchante y amigo de Picasso Ambroise Vollard, a quien el genio cedió las placas a cambio de una serie de cuadros propiedad del empresario.

Las estampas, cuya exposición cierra los actos culturales del 40 aniversario de las relaciones bilaterales China-España, "permiten tomar la pulsión a Picasso en su día a día", apunta Alicia Gómez, comisaria de la exposición.

"En realidad se trata de un diario íntimo de la vida de Picasso durante los años treinta", precisa Gómez.

A través de la centena de obras se ven reflejadas "sus relaciones personales": los lazos con su esposa, la bailarina rusa Olga Koklova, de la que se estaba divorciando, y el desarrollo de su nueva relación con Maria Therese Walter, "esa joven que le hace sentirse joven de nuevo cuando ya Picasso tenía 50 años".

En los grabados también "lo vemos relajado, en su taller que es su refugio, su lugar de solaz y descanso".

Al final de la serie, de siete años de estampas, "vemos cómo se termina la relación con Maria Therese y cómo aparece ya en el horizonte Dora Maar, que será su nueva mujer"

Según explica Gómez, el genio español "es el protagonista absoluto de la Suite Vollard".

Clasificada en seis secciones temáticas, el pintor dedica una parte al holandés Rembrandt, por el que siente una "admiración total" -explica la comisaria- y con el que encuentra un paralelismo en relación con las relaciones sentimentales de ambos.

En cuatro grabados Picasso se representa a sí mismo como el Minotauro de la mitología griega: "El Minotauro es él, es él con sus obsesiones, sus impulsos, su violencia, su ternura, su decadencia..."

La sección más numerosa la componen los 46 grabados del Estudio del escultor, mientras que otras cinco obras reflejan las escenas amorosas de La Batalla del Amor.

Otro grupo está formado por los retratos de Vollard y un último gran grupo, de 27 estampas, aglutina diversas temáticas.

La serie permite ver el contexto artístico del artista, su acercamiento al realismo a través de las cabezas escultóricas, pero también su progresivo dominio de la técnica.

"Utiliza aguafuerte, punta seca, tinta... pero para Picasso la técnica es solamente el medio", precisa Gómez.

El genio de Málaga "aprende sobre la marcha, con esa forma tan impulsiva de trabajar. Normalmente los artistas contemporáneos dibujan un boceto, hay un paso previo, pero Picasso graba directamente sobre la plancha sin boceto previo", explica.

La muestra, fruto de la colaboración entre el ICO, la Fundación ICO, la Embajada de España en China y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), permitirá divulgar la obra del artista español entre un público, el chino, "sediento de conocer la cultura occidental, y la cultura española", apunta por su parte el presidente del ICO, Román Escolano.

Picasso es uno de los artistas occidentales más conocidos en una China que, a medida que prospera, muestra más interés por la cultura tanto como vía de conocimiento como de inversión: el presidente del grupo chino Wanda, Wang Jianlin, adquirió en noviembre pasado un cuadro del artista malagueño, Claude et Paloma, por 28 millones de dólares (20.4 millones de euros) en una subasta en Nueva York.

La muestra inaugurada hoy, y que en años anteriores viajó a ciudades como Washington, Kiev, El Salvador o Guatemala, es la segunda que divulga la obra del artista español en China en menos de doce meses.

El año pasado, el público chino ya pudo disfrutar del arte de Picasso, en esta ocasión de sus esculturas, en una primera exposición, De Picasso a Barceló. Escultura Española del Siglo XX, también con fondos del ICO y para conmemorar el 40 aniversario de relaciones bilaterales China-España.

"Hemos detectado un incremento enorme en el apetito de conocer más sobre la cultura occidental y el arte español en particular", asegura Escolano.

Y para contribuir a su divulgación, declara Escolano, Picasso es "una referencia absolutamente clave".