Muestran los apuntes de Gabo sobre sus autores favoritos

En un muro fueron colocados los escritos de cada una de las obras que leía; de esta forma el sitio se convirtió en el más visitado .
Las reflexiones se expusieron en el pabellón de la FILB.
Las reflexiones se expusieron en el pabellón de la FILB. (Octavio Hoyos)

Ciudad de México

El muro donde fueron expuestos los apuntes que el escritor colombiano Gabriel García Márquez hizo a cada una de las obras que iba leyendo es el sitio más visitado en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILB).

Las reflexiones del autor de Cien años de soledad, quien falleció en la Ciudad de México el pasado 17 de abril, fueron expuestas por el Ministerio de Cultura de Colombia en su pabellón de la FILB, que finaliza hoy.

Cuando el autor de El coronel no tiene quien le escriba aún mantenía una gran amistad con el Nobel Mario Vargas Llosa, hizo este apunte en 1966: “ En realidad lo único nuevo que hay en la novela latinoamericana es mi muy querido amigo Mario Vargas Llosa, por quien siento una admiración desmedida”.

En 1972 escribió: “Creo que la mejor novela que se ha escrito es La guerra y la paz”, del ruso, León Tolstói.

En 1968 se le preguntó: “Qué opinas de Miguel Ángel Asturias (Guatemala)”, a lo que respondió: “Que es la región más bella de España”. En 1979 reflexionó: “Si un escritor es bueno, no es reaccionario, Borges era un reaccionario como hombre, pero como escritor está jodido porque la propia grandeza de su obra contribuye al progreso de la humanidad”, dijo.

Frente a Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes Saavedra, hizo este apunte en 1972: “Otra sería la suerte de la humanidad si todo el mundo supiera que El Quijote o Gargantúa, por ejemplo, no son esos aparatos sagrados de que hablan los pontífices, sino que son dos libracos muy divertidos...”.

En 1972, Gabo escribió sobre Ernest Miller Hemingway: “En uno de sus cuentos de toreros, Hemingway describe un toro que embiste al capote, para de largo y luego se vuelve como un gato doblando la esquina. Parece una tontería, pero esa sola frase de Hemingway me dio una óptica nueva para observar el mundo”.

“Ya conté alguna vez que fue Álvaro Mutis quien me llevó mi primer ejemplar de Pedro Páramo y me dijo: ‘Ahí tiene para que aprenda’. Nunca se imaginó en la que se había metido, pues con la lectura de Juan Rulfo aprendí no sólo a escribir de otro modo sino a tener siempre listo un cuento distinto para no contar el que estoy escribiendo” (1973).

“La primera obra de la literatura mágica es el Diario de Cristóbal Colón. Y ya estaba tan contaminada de la magia Caribe que la propia historia es inverosímil”, escribió en 1978.

Sobre Pablo Neruda, escribió en 1982: “Pablo Neruda desde luego, a quien considero como el más grande poeta del siglo XX en todos los idiomas”.

También realizó apuntes sobre la obra de autores como: Luis Buñuel, William Faulkner, Curzio Malaparte, Julio Cortázar y Sigmund Freud.