Teatro mexicano se descentraliza

Luis Manuel Aguilar Farías alias "El Mosco", mostró esta perspectiva que logra poco a poco mejorar la gestión así como calidad de las obras en México.
Taller de "El Mosco".
Taller de "El Mosco". (Especial)

Durango

Luis Manuel Aguilar Farías mejor conocido como “El mosco”, sostiene que no hay que encasillar al teatro en el país porque se limitarían todas sus posibilidades.

Con experiencia desde 1984 en el campo de las artes escénicas, desempeñándose como actor, escenógrafo y director en diversos lugares de México dijo que en el país se ha comenzado a descentralizar la escena y con ello mejorar la gestión así como calidad de las obras, pues las temáticas son variables en cada región, pero en si tocan el tema social con intensidad.

En Durango por su participación en la 34 Muestra Nacional de Teatro (MNT), comenta que ha desarrollado el  taller “Fundamentos de diseño escénico enfocado a los teatros del interior de la República”, y aborda el objetivo de que los participantes adquieran conocimientos en relación a los fundamentos con los que se construye un espacio para la escena, es decir, formar criterios que nos permitan decidir qué espacio necesita la obra que se va a montar.

“Estamos en una búsqueda de establecer una sistematización de las condiciones con las que se trabaja, hablamos sobre la noción de espacio, de forma, de textura, de figura, de color, de cómo estas codificaciones se concretan en la escena por sí mismas a nivel de conceptos”, dijo.

Fueron 20 alumnos atentos y participativos los que participaron. “Lo que veo es que sus ojos se abren, la reacción es física, hay como una especie de vacío y luego un relajamiento porque ya entendieron algo. Me parece que eso está sucediendo con todos”.

Manuel Aguilar, quien además participa en la 34 MNT como director de la obra “Viaje de tres”, estudió Actuación y Diseño Industrial en la Universidad de Guadalajara y perteneció a la Compañía de Teatro de la misma institución. Ha impartido cursos de actuación, diseño de máscaras, títeres y escenografía en diversos sitios, entre ellos el Instituto Nacional de Bellas Artes y la Escuela Superior de Arte de Yucatán.

Su trabajo en las áreas de iluminación, vestuario, escenografía, maquillaje y dirección le ha valido numerosos premios, becas y reconocimientos nacionales.