"Distinto Amanecer", abre la muestra de cine de la Ibero

Felipe Espinosa Torres, Sacerdote Jesuita, deja una crítica de lo que podrá verse esta tarde en la cinta dirigida por Julio Bracho y cumple 70 años de haberse producido.
Película "Distinto Amanecer".
Película "Distinto Amanecer". (Especial)

Torreón, Coahuila

Llega la 55 Muestra Internacional de Cine a Torreón y abre, como ya es costumbre, con una película mexicana remasterizada de alto nivel artístico: Distinto Amanecer del director Julio Bracho, película que fue seleccionada para iniciar la Muestra por los 70 años que cumple esta producción.

La película actuada por dos grandes del cine mexicano: Andrea Palma y Pedro Armendáriz.

No espere ver a un Cuarón o a un González Iñárritu.

Lo interesante que podemos ver en esta cinta es que nos relata una trama que no ha perdido actualidad. Antes de los créditos iniciales aparece una leyenda que alude a que los personajes son ficticios y que podría ocurrir en cualquier ciudad del mundo.

Yo añadiría que podría suceder en los días actuales. Se trata de una película tipo thriller, como llamaríamos ahora, en la que Octavio (Pedro Armendáriz), un empleado de correo, es perseguido después del asesinato de uno de sus compañeros, por un gobernador corrupto pues quiere recuperar unos documentos que comprometen su reelección.

En torno a este inicio de la trama gira la película, con una excepcional actuación de Andrea Palma, que supera por mucho a Pedro Armendáriz, una fotografía de claros-oscuros del genial Gabriel Figueroa y una dirección notable de Julio Bracho.

Todo un clásico que merece la pena ser visto.

La película no ha perdido actualidad pues trata de los temas dramáticos que seguimos viviendo en nuestro país: corrupción, abuso de autoridad, engaños infidelidades, dobles vidas, prepotencia, guardaespaldas despiadados, chismosos.

En fin, Julio Bracho hace un par de vueltas de tuerca notables en la trama, en especial en la vida de Julieta (Andrea Palma) que no dan lugar a la distracción o aburrimiento.

Una excepcional actuación de Andrea Palma, que supera por mucho a Pedro Armendáriz.

La narración es completa y nítida. Quien pretenda ver la película con los ojos del cine mexicano actual, no espere ver a un Cuarón o a un González Iñárritu.

Se trata de una cinta de culto que nos puede resultar en momentos pasada de moda. El gozo de ver esta película va desde la presentación de los personajes, en la fotografía de cinema noir, en la actuación de la bella Andrea Palma, hasta la conciencia social que pondera toda la trama en el personaje de Octavio.

Sorprende ver una película de hace 70 años que mantiene una postura social de denuncia y compromiso obrero en la época de la formación de los sindicatos corruptos.

Podemos sentir algunas situaciones forzadas o encuentros poco verosímiles, pero el conjunto hace de la película un evento sorprendente: las tomas de la ciudad de México de los años 40, el edificio del Correo Mayor, la música de Esperón, Agustín Lara, los ojos de borrego enamorado, los besos de boca fingidos y el rito del danzón como un homenaje a ese armonioso y cálido son tan mexicano.

Muy justo el homenaje a Julio Bracho, Gabriel Figueroa, Andrea Palma y Pedro Armendáriz. La cita es el jueves 20 en la sala Kino de la Universidad Iberoamericana Torreón con horario de 11.00 y 19.30 horas.