Jurado de la MET valora que es un modelo evolucionado

Rubén Ortíz reveló los elementos en los que se basaron para conformar el cartel oficial y resalta que la Muestra Estatal de Teatro es un catálogo diverso.

Guadalajara

"Me parece, es orinarse fuera de la bacinica pensar que la Muestra es la generadora de un problema cuando es la muestra de síntomas y es evidente que quienes han tenido, por las razones que sean, acceso a los recursos no solamente monetarios sino de espacio, de conocimiento, de pedagogía hagan las obras de mejor factura”, revela Rubén Ortíz, uno de los tres jueces y miembros del Sistema Nacional de Creadores responsables por la elección de los montajes que se presentarán en la Muestra Estatal de Teatro (MET) 2015.

Asegura que frente a las muestras estatales y nacionales que son estructuras de los años 70, lo que se necesita ahora son modelos que generen exposición pero también encuentro y diálogo, lo cual está sucediendo en Jalisco. Incluso encuentra alentadora la inconformidad que viven los creadores de teatro local por la tendencia de favorecer a un círculo de directores teatrales

“Ese es un problema de la gente de teatro y de sus instituciones, no es un problema de la gente a la que nos dan unos videos. Eso es justamente lo que tratará la MET y lo que tratará su encuentro. De otra manera, las quejas se dirigen a la pantalla y no a la película que ya filmaron”, comenta el investigador del Centro de Investigación Teatral

Rodolfo Usigli quien argumentó que se basaron en seis criterios: el trabajo sobre el texto, el manejo del tiempo, el tratamiento del espacio, la actuación, el movimiento y la imagen.

Entre quienes se han mostrado inconformes, a Moisés Orozco, consejero de teatro del CECA, no le pareció el dictamen de las obras seleccionadas y acusa que “han tenido una mala comunicación, pues no nos toma en cuenta, no informa lo que está pasando, se organizan ellos solos. Sentimos un rechazo o una falta de querer trabajar con los consejeros del CECA”. Dice que harán una carta en la que solicitarán que se les abran las puertas o cambien de coordinadora, incluso denuncia irregularidades en el proceso. “Las seleccionaron en tres días,el jurado seleccionó por video las obras, no en forma presencial. Lo cual habla de mala organización interna”.

Por su parte, Gustavo Ariel Ayala, integrante de la obra ¼ de Cabeza, dijo que a la semana que les notificaron que ellos participarían les cancelaron sin ninguna justificación. El artista expone que les dijeron que necesitaban recibos de honorarios de alguien que estuviera dado de alta en Guadalajara y no en la Ciudad de México, dicen que ese fue el argumento que les dieron para no integrarlos a pesar de que ya habían sido elegidos por el jurado.

En este sentido, Ortiz asegura que hubo “videos muy mal hechos y hay otros buenos pero tenemos muchos años como para saber que un video no representa a una obra, además leímos un cuestionario que se les hizo y por su puesto como expertos, vemos todo el teatro especialmente el de Guadalajara. Es parte de la profesionalización generar una gestión de calidad y es evidente que quienes tienen el mejor acceso a los recursos, de la manera en la que lo hayan logrado, van a tener obras de mejor calidad. Ese no es un problema de la Muestra, es un problema de las políticas del teatro en Guadalajara y por eso hacen falta puntos de encuentro para hablar de eso”.

Por su parte Gabriela Escatell, coordinadora de Teatro de la SC, comenta que este año se hizo el formato de selección que han realizado desde que comenzó su Administración. “Un propósito es que la selección fuera objetiva, por eso decidimos jurados externos, incluso son miembros del Sistema Nacional de Creadores del FONCA. Rubén tiene una tendencia más experimental, Alejandro Ainslie más tradicional, Sandra Muñoz,

es una creadora importante y tiene dos años en la organización de la Muestra Nacional. Se había anunciado la obra ¼ de Cabeza, tenían hasta el 28 de julio para que ratificaran su participación y no lo hicieron. En su lugar, según el

apartado 7 de la convocatoria y en el dictamen el jurado decidió que en su lugar quedara Experimento Escénico Pandora y El Ruiseñor, no fue azar”.