Muere Luis Nishizawa, pintor de los paisajes mexicanos

El presidente Enrique Peña Nieto lamentó en su cuenta de Twitter la partida del artista, “quien captó la identidad de México”.
Medalla Bellas Artes en 2013 “por la difusión de las artes plásticas”.
Medalla Bellas Artes en 2013 “por la difusión de las artes plásticas”. (Héctor Téllez)

México

Como todo ser humano le temo a la muerte, lo que uno piensa es que siempre quiere morir dormido; yo oí un día al padre Xavier Escalada, en un misa de un difunto, que eso era lo ideal para no padecer el trance de la enfermedad".

Las palabras le pertenecen a Luis Nishizawa, hace seis años, cuando celebró sus 90 años de vida. En ese tiempo aún le alcanzaba la vitalidad como para seguir su vocación como docente —desde hace medio siglo daba clases en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM—: "doy clases los martes y los viernes, me siento muy bien entre mis alumnos y mis ayudantes, incluso algunos de ellos siempre me traen de regreso a casa" (MILENIO 11/03/2008).

A los 96 años de edad falleció el artista plástico: muralista, pintor de caballete, dibujante, ceramista, vitralista y escultor, quien recibió hace casi un año la Medalla Bellas Artes 2013, otorgada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

El presidente Enrique Peña Nieto a través de su cuenta de Twitter escribió: "Lamento el sensible fallecimiento del maestro Luis Nishizawa, destacado exponente de la plástica mexicana. Mis condolencias a su familia. La obra de Nishizawa captó los paisajes e identidad de México, y fue un puente de amistad con Japón".

Asimismo, el titular del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, publicó en Twitter: "Lamento el fallecimiento del maestro Luis Nishizawa, mi pésame a sus deudos y a la comunidad pictórica nacional e internacional".

Nacido el 2 de febrero de 1918, en Cuautitlán, Estado de México, los padres de Luis Nishizawa fueron el japonés Kenji Nishizawa y la mexicana María de Jesús Flores. La familiaridad e identificación con la naturaleza de sus años infantiles, influyó profundamente su sensibilidad, factor determinante en su quehacer artístico.

"Como yo prácticamente nací en un pueblo, me gustaba el paisaje y esa línea fue la que seguí. Mi padre tenía un pequeño rancho, por eso mi amor y pasión por el campo y por el olor del bosque.

"Siempre me gustó dibujar, de pequeño lo hacía después de la lluvia; con una vara delineaba la figura del caballo que teníamos, pero también me gustaba cómo me quedaban las imágenes de las vacas sobre mis pies", comentaba en aquella charla con MILENIO.

La directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, María Cristina García Cepeda, señaló en entrevista con este diario que el fallecimiento de Nishizawa "es una gran pérdida para la Escuela de Arte Mexicano; formó parte de una generación vital y prolífica del taller de integración de arte mexicano, con Chávez Morado, Alfredo Zalce. Un artista que supo destacar la riqueza del paisaje mexicano".

Él, como Premio Nacional, facilitó parte de su obra al Museo Taller Luis Nishizawa, que se instaló en el Estado de México.

García Cepeda, quien conoció y trató personalmente al artista, dijo que un posible homenaje dependerá de la decisión de su familia. "Nosotros estamos en la mayor disposición de honrar al maestro".

Los restos de Luis Nishizawa fueron llevados a la Agencia Gayosso de Félix Cuevas, a medianoche del lunes. Los homenajes serán decisión de su hija, Adriana Nishizawa, quien viene de Nueva York.

Entre la música y la plástica

En 1925 se trasladó con su familia a la Ciudad de México, donde se dedicó a la joyería y a estudiar música con el maestro Rodolfo Halfter, antes de ingresar, en 1942, a la Academia de San Carlos, donde tuvo como maestros a José Chávez Morado y Alfredo Zalce.

Su búsqueda transitó de los temas nacionalistas al "abstraccionismo absoluto". Maestro Emérito y Doctor Honoris Causa de la UNAM, fue condecorado por el gobierno de Japón con la medalla Tesoro Sagrado del Dragón.

En noviembre de 2013, el Conaculta y el INBA le entregaron la Medalla Bellas Artes "por el desarrollo de un trabajo artístico con un claro impacto en beneficio de la promoción y la difusión de las artes plásticas de nuestro país".

Representante del paisaje y de la pintura universal

Parte del legado del maestro se preserva en el Museo Taller Luis Nishizawa, en el Estado de México, que se abrió hace casi 22 años como un homenaje al artista mexiquense.

El Museo muestra el gran acervo de Nishizawa conformado por un total de 400 piezas, todas de su autoría, entre temples y diversas técnicas de grabados, así como acuarelas, explicó a MILENIO el curador Juan Manuel Reza González.

"La colección que se muestra en el Museo Taller Luis Nishizawa está en calidad de contrato de comodato, es decir, el museo no es propietario ni el Instituto Mexiquense de la obra".