El escritor Eduardo Galeano murió hoy a los 74 años

Autor de obras como 'El libro de los abrazos' y 'Las venas abiertas de América Latina', el también periodista falleció este lunes en Montevideo, Uruguay.
El escritor uruguayo Eduardo Galeano, autor de Las venas abiertas de América Latina, murió el lunes en Montevideo a los 74 años de edad.
El escritor uruguayo Eduardo Galeano, autor de Las venas abiertas de América Latina, murió el lunes en Montevideo a los 74 años de edad. (Cuartoscuro)

Buenos Aires

El escritor uruguayo Eduardo Galeano, autor del emblemático libro Las venas abiertas de América Latina, murió hoy en Montevideo a los 74 años de edad, informaron fuentes de la editorial Siglo XXI en España.

Impulsor del revisionismo histórico y de un desarrollo autónomo del subcontinente, el intelectual de izquierda sufría un cáncer de pulmón, según medios argentinos y uruguayos.

Eduardo Galeano nació en Montevideo el 3 de septiembre de 1940. A los 13 años empezó a publicar caricaturas para el diario El Sol, bajo el pseudónimo de "Gius".

El escritor fue criado en un ambiente de profundas convicciones católicas. Incluso, cuando tenía 8 o 9 años, sostuvo que quería ser santo: "Tuve una infancia muy mística; pero no me fue bien con la santidad", dice su biografía publicada en la página de la editorial Siglo XXI.

"Fue obrero en una fábrica de insecticidas, recaudador, pintor de carteles, mensajero, mecanógrafo, cajero de banco y editor", señala.

En la década de los 70 estuvo preso y posteriormente dejó su país para ir a Argentina. Sin embargo, en el régimen del general Jorge Rafael Videla, el nombre de Eduardo Galeano fue agregado a la lista de aquellos condenados por los escuadrones de la muerte, por ello, el escritor se exilió en España.

Eduardo Galeano fue crítico del gobierno del presidente uruguayo Tabaré Vázquez, de quien dijo: "Ha convertido a Uruguay en un centro mundial de producción de celulosa", con las devastadoras consecuencias ecológicas que ello conlleva, pero: "La gente prefiere morir de contaminación que morir de hambre".

Su pasión por el futbol la plasmó en su libro Futbol a sol y sombra. Galeano "se lamenta de que los intelectuales no hayan sabido captar su verdadero significado y de que siempre se haya creído que el futbol atrofia la conciencia del pueblo y le impide pensar con la cabeza. El propio autor reconoce que de niño quiso (como todos los uruguayos) ser jugador de fútbol, pero que por su absoluta falta de talento, no tuvo más remedio que hacerse escritor", dice su biografía en el sitio de Siglo XXI.

En 1985, Galeano regresó a Uruguay y sus últimos años de vida los pasó en Montevideo.

"En Galeano conviven el periodismo, el ensayo y la narrativa, pero será sobre todo reconocido como un cronista certero y valiente que recuerda el pasado para analizar el futuro que estamos dejando.

"De trato cordial y perpetuo buen humor, cree que el mejor de sus días 'es aquel que debe todavía estar por venir'".