Los Moser, el quinto matrimonio en ganar un Nobel

May-Britt y Edvard, con casi tres décadas de casados, comparten el galardón en la categoría de Medicina con John O’Keefe, quien fue uno de sus mentores.
La pareja dirige el centro de investigación científica Kavli Institute for Systems Neuroscience.
La pareja dirige el centro de investigación científica Kavli Institute for Systems Neuroscience. (Geir Mogen/AP)

Estocolmo

Matrimonio, padres de dos hijas, científicos y directores de un instituto de investigación, May-Britt, de 51 años, y Edvard Moser, de 52, conforman la quinta pareja con un premio Nobel, el cual comparten con uno de sus mentores, el estadunidense John O’Keefe, del University College London.

Las vidas de estos dos neurocientíficos noruegos se desarrollaron de manera bastante parecida.  Ambos son de una provincia rural 250 kilómetros al norte de la ciudad de Bergen. Edvard nació en 1962 en Alesund y May-Britt un año después en Fosnavag, en la isla de Bergsoya.

Ninguno tiene familiares con antecedentes académicos. “En los lugares en los que nos criamos no había nadie que tuviera formación universitaria”, relató una vez Edvard Moser al diario The New York Times.

Pero el espíritu científico se hizo notar temprano. De niño, Edvard quería ser paleontólogo y desenterrar dinosaurios.

May-Britt Moser señaló: “Me crié en una granja en una remota isla noruega”. Allí desarrolló un fuerte amor hacia la naturaleza, “pero también me interesé en saber cómo se veían los animales muertos por dentro”, añadió.

Vida  académica

Ambos estudiaron en la misma escuela, pero, según The New York Times, no tuvieron contacto. Se conocieron y enamoraron en los 80 en la Universidad de Oslo, donde ambos estudiaban matemática y psicología. Se casaron en 1985 y cuando aún estaban cursando sus carreras se convirtieron en padres de dos niñas.

En el ámbito científico se concentraron en el comportamiento y la fisiología del cerebro.

“Están terriblemente comprometidos. Ellos califican al laboratorio como su tercer hijo”, opinó Isabel Moser, una las hijas de la pareja.

“Ambos son muy diferentes, pero se complementan de manera ideal en la forma en que trabajan”, dijo ante el anuncio del galardón Tobias Bonhoeffer, uno de sus colegas en el Instituto Max Planck de Neurobiología en Martinsried.

Tras graduarse en neurofisiología en 1995, la pareja trabajó con O’Keefe como mentor en el University College London, un centro de estudios de donde han surgido 29 investigaciones ganadoras del Nobel.

En 1996 se mudaron a Trondheim, donde fundaron el Centro para la Biología de la Memoria. De este centro se desprendió el Kavli Institute for Systems Neuroscience, dirigido por los Moser, donde lograron en 2005, al experimentar con ratones, el descubrimiento revolucionario de las “células de red”, que sirven para la orientación espacial.

O’Keefe y los Moser fueron premiados por descubrir el “GPS interno” del cerebro, lo que abre vías para entender el funcionamiento de la memoria, el pensamiento o cómo hacer planes, destacó en su fallo el comité que otorga el galardón.

El conocimiento del sistema de posicionamiento cerebral puede ayudar a entender la pérdida de memoria espacial de la gente con alzhéimer, abundó el comité.

Pos sorpresa

Cuando anunciaron los nombres de los ganadores del Nobel de Medicina 2014, Edvard Moser estaba viajando en un avión con destino a Múnich, Alemania. Al llegar al aeropuerto de destino se enteró de la noticia cuando personal de la línea aérea Lufthansa lo recibió con un ramo de flores.

“Lo llamé por teléfono cuando estaba esperando que le entregaran su equipaje”, relató Bonhoeffer.

“No sabía nada. Lufthansa lo buscó con un ramo de flores y él me preguntó: ‘Tobias, ¿qué es esto? No entiendo’”, relató el colega de la pareja premiada.

Edvard reconoció que cuando bajó del avión “ni siquiera sabía que hoy se anunciaba el Premio Nobel... Estoy muy agradecido. Es un gran momento”, declaró en rueda de prensa en el Instituto Max Planck de Neurobiología en la ciudad alemana de Martinsried, cerca de Múnich, donde tiene previsto realizar una investigación durante las próximas tres semanas.

Solo cuando el científico vio en su teléfono celular una llamada perdida del Comité Nobel se dio cuenta de lo que ocurría. Su mujer y él estaban frente a la coronación de su carrera científica.

Claves

Esposos laureados

- Pierre y Marie Curie (Francia) ganaron el Nobel de Física en 1903, con lo que Marie se convirtió en la primera mujer en recibir ese galardón.

- El matrimonio conformado por Irene y Frederic Joliot-Curie (Francia) fue reconocido con el Premio Nobel de Química en 1935.

- Carl Cori y su esposa Gerty Cori (Estados Unidos) fueron la tercera pareja al recibir el Premio Nobel de Medicina en 1947.

- En casos separados, Gunnar Myrdal (Suecia) ganó el Nobel de Economía en 1974 y su esposa Alva Myrdal obtuvo el de la Paz en 1982.

• • •

Usarán drones para llevar sangre a hospitales

Al menos tres hospitales de Fráncfort usarán aviones no tripulados para recibir sangre con el fin de ahorrar tiempo en casos de urgencias, anunció el gerente de las Clínicas de la Diaconía de Fráncfort, Dennis Göbel.

La ventaja, afirmó, es que los aviones no tripulados vuelan de forma autónoma gracias a la navegación y los sensores, sin importar el tiempo que haga.

Anualmente se producen en Alemania entre 50 y 70 viajes de urgencias entre el banco de sangre y las clínicas.

Las primeras pruebas han tenido éxito pero las clínicas todavía no han obtenido una reacción de las autoridades. “El encanto es que mandamos sustancias que salvan la vida y no libros”, añadió Göbel, al hacer referencia a las compañías que los quieren usar esos artefactos como medio de reparto.

El servicio postal alemán, el Deutsche Post DHL, anunció recientemente que también usará drones para hacer llegar paquetes con medicamentos a clientes de la isla de Juist, en principio de modo experimental, pero con intención de extender progresivamente esa fórmula.

EFE/Fráncfort

• • •