Morelia y Juárez, a marchas forzadas para visita del Papa

En Michoacán faltan instalaciones, ambulancias y sanitarios; en Chihuahua no está listo el lugar para la misa, a pocos metros de la frontera con Estados Unidos.

Morelia y Cd. Juárez

Gobiernos y autoridades eclesiásticas de Morelia y Ciudad Juárez trabajan a marchas forzadas para tener a tiempo todo lo necesario para la visita de Francisco.

La alcaldía de Morelia trabaja desde noviembre con el gobierno estatal, autoridades federales, religiosas y el Estado Mayor Presidencial en la coordinación logística que involucra las casi 12 horas que permanecerá el papa en Michoacán el 16 de febrero.

Los organizadores prevén la llegada de un millón y medio de visitantes, cuando en la capital michoacana y su zona conurbada viven apenas un millón de personas.

Morelia, rebasada

"Morelia estará rebasada porque tiene 3 mil habitaciones de hotel, cuando se necesitan 500 mil en caso de que todos se hospedaran. No hay lugar en México que los pueda hospedar, ni siquiera en el Distrito Federal", explicó a MILENIO el alcalde independiente Alfonso Martínez.

La situación puede desahogarse parcialmente si algunos turistas duermen en casas de campaña y unos cuantos religiosos no descartan la posibilidad de que los propios morelianos abran su casa para que pernocten allí.

Satisfacer necesidades fisiológicas de los visitantes requiere colocar sanitarios portátiles a lo largo de la ruta papal; aún no se sabe el número, todo depende de cuántos puedan conseguir, porque no alcanzarán los de la ciudad y necesitarán apoyo de las localidades vecinas.

La ruta papal que inicia desde la salida a Charo hasta el centro histórico de Morelia (37 kilómetros de ida y vuelta), solo requiere el repavimentado de un tramo de 100 metros, que es donde Francisco abordará el Papamóvil.

Es indispensable también quitar un tope, "el más inútil e innecesario de Morelia, porque está a la altura de un crucero donde hay semáforo", dijo el alcalde. Ambas acciones facilitarán el recorrido del auto papal que podrá circular a una velocidad de 30 a 40 kilómetros por hora.

En los próximos días comenzarán otros trabajos periféricos, como poda de árboles, balizamiento (pintado de banquetas) y jardinería.

Los servicios médicos no son un tema menor, por eso Eduardo Ramírez, coordinador local de Protección Civil, informó que hasta el momento se contempla un operativo con 800 ambulancias y 2 mil 200 paramédicos; sin embargo, Morelia tiene apenas entre 10 y 15 ambulancias, y dos estaciones de bomberos.

Por eso recurrirán a la Cruz Roja Nacional para conseguir 350 ambulancias y a Protección Civil Nacional para obtener otro tanto; más aquellas adicionales que faciliten grupos de voluntarios. Todas deberán tener el aval de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

Para la hidratación instalarán puestos de agua, aunque está por definirse si será patrocinada por un particular.

Con el fin de evitar el congestionamiento de la capital, en las afueras de la ciudad se adaptarán grandes estacionamientos para los 2 mil 500 autobuses foráneos que se esperan. En cuanto a personal de limpieza y policías, tampoco se descarta el apoyo de otros municipios cercanos.

Juarez, contra reloj

Ciudad Juárez también trabaja con el tiempo encima para recibir a Francisco. En poco más de un mes todo deberá estar listo; sin embargo, aspectos fundamentales como la construcción del altar donde celebrará una misa multitudinaria en la zona conocida como El punto, prácticamente no han comenzado.

"Es uno de los lugares difíciles, porque por cuestiones climáticas se suspenden las obras, pero podemos estar seguros de que para el escenario para la misa papal estará listo", explicó a MILENIO Hesiquio Trevizo, vocero oficial de la visita del pontífice a la ciudad fronteriza.

Javier González Mocken, presidente municipal de Ciudad Juárez, señaló que también están en contacto con las autoridades eclesiásticas de El Paso, Texas.

De hecho, se planea que también se habiliten gradas al otro lado de la frontera, para que quienes están en El Paso puedan observar al Papa. Trevizo informó que esa diócesis colaboró económicamente para adaptar el sitio de la misa masiva, aunque rechazó revelar el monto.

Actualmente, una cuadrilla de hombres limpia el lugar de más de 60 mil metros cuadrados y González Mocken aseguró que la sede para la celebración eucarística estará terminada a tiempo.


Encuentros con Mancera

El jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, sostendrá dos encuentros públicos y uno privado con el papa. El primero será el 13 de febrero en el Zócalo, donde le entregará las llaves de la ciudad y lo nombrará huésped de honor.

A esta se ceremonia se ha invitado a los 16 jefes delegacionales y al gabinete del gobierno capitalino. Minutos después, Mancera y su familia se reunirán con Francisco en privado en la sacristía de la Catedral, donde el papa también sostendrá una junta con jerarcas católicos mexicanos.

El tercer encuentro, el cual no estaba programado en la agenda oficial, es una breve despedida en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, antes de viajar a Ciudad Juárez, Chihuahua, último lugar en donde estará el pontífice antes de viajar a Roma.

No será la primera vez que Mancera salude a Francisco, pues lo hizo el 22 de julio de 2015 en el Vaticano, cuando viajó a la cumbre de alcaldes sobre el cambio climático. Además, asistió a la toma de posesión del pontífice en 2013.
(Eugenia Jiménez)