“Hubo varios de Monterrey, unos fallecieron en el Regis”

El investigador regiomontano, Daniel Gallardo, presentará un libro sobre el gran hotel de la Ciudad de México, que tenía mucha relación con regiomontanos.
Durante 7 años, Daniel Gallardo se dedicó a investigar sobre el Hotel Regis.
Durante 7 años, Daniel Gallardo se dedicó a investigar sobre el Hotel Regis. (Foto: Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

La tragedia del terremoto de 1985 en la Ciudad de México sigue cimbrando. Entre las incontables pérdidas humanas y materiales, un investigador de Monterrey se dio a la tarea de contar una historia: la del Hotel Regis.

Este hecho parecería ser lejano, ¿qué tiene de relación Monterrey con uno de los hoteles más emblemáticos de México en el siglo XX?

Son varios los enlaces para elaborar el libro Hotel Regis: 100 años de historia y leyenda, que elaboró el investigador Daniel Gallardo con apoyo del equipo de edificios de México. Una de ellas, es que la estructura del inmueble se hizo con acero de la Fundidora de Monterrey.

La segunda razón, y de mayor peso, es la historia detallada que Gallardo ha reunido de los muertos y sobrevivientes al terremoto de 1985, procedentes de Nuevo León.

El libro se estará presentando en septiembre próximo, donde se cumplen 30 años de aquella fatal tragedia.

¿Cómo nace está investigación sobre el Hotel Regis?

Cuando tenía 10 años, estaba hospedado en el Sheraton Ambassador por guardia de mi madre; veía por televisión de la habitación en el piso 11 donde pasaron la conmemoración del terremoto de 1985 con las escenas dramáticas, al final aparece el Hotel Regis en ruinas, eso me llamó la atención, pues imaginaba que se trataba de un hotel lujoso de "tantos pisos". Busque por Google y en ese entonces no había mucha información como ahora, sólo había fotos de su caída, ninguno de cómo era. Fue hasta 2008 cuando pude conseguir el libro Hotel Regis: Historia de una época de Sergio Peralta Sandoval (director general del Hotel Regis entre 1968-1970) en la biblioteca de Tecnológico de Monterrey.

Desde el 31 de Marzo de 2008 comencé a investigar por internet y lo imprimía, luego guardaba, ahora ya no existen las páginas de esas informaciones. La idea original era hacer un documental para subirlo a YouTube cuando los videos de esa época eran de 10 minutos y pensaba en subirlo por partes. Hasta 2010, al tener información suficiente y era imposible hacerlo en un documental, decidí hacerlo en un libro que originalmente se llamaba "Hotel Regis 100 años" que planeaba hacerlo en 2014.

¿Por qué se volvió leyenda, es decir, uno de los hoteles más famosos de México?

Fue muy famoso desde la década de los 20´s cuando se terminó de construir la ampliación y se hizo leyenda después del terremoto de 1985 por infinidad de historias que tiene, igual se hizo protagonista del terremoto junto con Edificio Nuevo León, de Conjunto Tlatelolco. Siempre competía con el Hotel del Prado por estar en la misma avenida (a unos pasos) como el Gran Hotel Ancira y Sheraton Ambassador aquí en Monterrey.

Cuéntanos sobre su estructura que utilizó acero de la Fundidora.

Era muy común usar el acero de la fabrica Fundidora de Monterrey para los edificios de la Ciudad de México, era la principal fábrica importante. Se hizo de cinco pisos originalmente (en 1985 fue la única parte que no se cayó con el terremoto) y en sus primeros años se anunciaba en los periódicos como "único hotel seguro de incendios y terremotos", siendo el más moderno y lujoso en esa época, que contaba con baño y teléfono propios. Con el paso de años sufrió ampliaciones y remodelaciones que pasó de 70 habitaciones originalmente a 350 en total. Como siempre, muy lujosas.

Recién cumplió 71 años cuando sucedió el terremoto de 1985, ¿Cuáles fueron los últimos momentos del hotel?

Al empezar septiembre de 1985 se anunciaron las 4 estrellas por la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de la Ciudad de México, y se planea una gran fiesta para los huéspedes. Esta última pudieron aprovecharla los empleados al disfrutar mientras trabajaban, fue el 12 de septiembre de 1985 donde se celebraron los 71 años. Un año antes se celebraron los 70 y dieron una placa conmemorativa al señor Francisco Adam por su labor de 50 años en el Regis (empezó de BellBoy en 1918 hasta que en 1968 se retiró con su puesto de gerencia) junto con sus compañeros que también trabajaron muchos años en el Regis. Después de esa fiesta, mantenía la gran popularidad y para el último día del Regis, la ocupación estaba en 90% por ciento debido a las fiestas patrias, conferencias, eventos, juntas.

En tu libro mencionas a algunos regiomontanos que murieron en el colapso del inmueble, ¿qué encontraste de ellos?

Hubo varios de Monterrey, algunos fallecieron en el Regis y la mayoría sobrevivieron como el periodista Francisco Salazar, la Familia González, Victoria Cárdenas, Arnoldo Pérez López. Los fallecidos: Ernesto Barra Ibarra (Empresario), Ronaldo Ayala García (ex comandante de policía, quien huyó de la ciudad cuando cometió asesinatos en finales de 1984), etcétera.

Antes del terremoto de 1985, hubo varios huéspedes permanentes también de Monterrey que iban al Regis como si fuera su casa: Placido González, Antonio Salinas, Arturo de la Garza (diputado), Gerardo Balli y Bonifacio Salinas (gobernador de Nuevo León 1939-1943 y de Baja California Sur 1959-1965)

¿Cómo fue rescatar la historia del Regis, cómo llegaste a tal información?

Por investigar, buscar sobrevivientes y empleados y yendo a las bibliotecas de DF y Monterrey. No fue fácil, fueron 7 años de ardua búsqueda. Los relatos de los sobrevivientes y empleados reconstruyen la verdadera historia del Regis. Miss Lavin (Así le dicen los empleados del Regis) me ayudó a contactar a sus compañeros, igual Miss Griselda. Los sobrevivientes y empleados que entrevisté me entregaron sus relatos, recuerdos, objetos y fotografías.

Una vez me fui a Acapulco a ver la señora Asminda Gama, que era la manicurista de la peluquería del Hotel Regis y su familia, ya que su hijo me contó sobre su madre y me mandó las fotografías de la peluquería, platicamos muy bien, me contó de lo que vivió en el Regis que era su segunda casa y lo que sufrió al enterarse del Hotel Regis por el terremoto de 1985, luego leyó una parte del libro. Falleció un mes después de ese encuentro y la recuerdo con mucho cariño.