Modifican ADN de anticuerpos para resistir la infección del VIH

Alteran las células T para simular una resistencia natural al virus.
Los científicos son de la Universidad de Pensilvania.
Los científicos son de la Universidad de Pensilvania. (Especial)

Washington

Un equipo de científicos, encabezado por el médico español Pablo Tebas, usó una terapia en la que modificaron células genéticamente para fortalecer el sistema inmunitario en una docena de pacientes con VIH, según un artículo publicado en la revista New England Journal of Medicine.

El trabajo de los investigadores en la Universidad de Pensilvania (UP) ayuda a proteger a los pacientes del avance del virus y abre la posibilidad de que no necesiten seguir tomando medicamentos para controlarlo.

Los investigadores modificaron genéticamente las células T en los pacientes, las cuales desempeñan un papel fundamental en el sistema inmunitario, para que se asemejen a la mutación conocida como CCR5-delta-32, que proporciona una resistencia natural al VIH, aunque solo en 1 por ciento de la población.

“El estudio muestra que podemos configurar de manera segura y eficaz las células T del propio paciente con VIH para que simulen una resistencia de ocurrencia natural al virus, proceder a la infusión de estas células alteradas, logrando que persistan en el cuerpo y, potencialmente, mantengan controlado al virus”, señaló Carl June, profesor de la Escuela Perelman de Medicina en la UP.

Con la mutación, los científicos redujeron la expresión de las proteínas superficiales de CCR5, sin las cuales el virus no puede penetrar, lo que hace que las células del paciente resistan a la infección.

En el curso de su estudio el equipo de Pensilvania aplicó las células modificadas —conocidas como SB-728-T— en dos grupos de pacientes, los cuales recibieron infusiones de unos 10 mil millones de células entre mayo de 2009 y julio de 2012.

A seis de los pacientes se les suprimió totalmente la terapia antirretroviral por hasta 12 semanas, en tanto que otros seis pacientes continuaron el tratamiento habitual.

Una semana después de la aplicación inicial los análisis revelaron un incremento sustancial en el número de células T modificadas en el cuerpo de los pacientes.

La carga de virus VIH disminuyó en cuatro de los pacientes a los cuales se les había interrumpido la terapia habitual por doce semanas. En uno de esos pacientes la carga viral cayó por debajo del nivel de detección.

“Estos casos enfatizan la necesidad de proteger del virus a las células T”, indicó Tebas, un graduado en 1985 de la Universidad Autónoma de Madrid y director de la Unidad de Pruebas Clínicas del sida en el Centro Penn de Investigación del sida.

“El método de ingeniería genética usado protege a las células T contra el VIH y podría ser capaz de eliminar casi completamente el virus mientras esas células sigan funcionando”, añadió.

• • •

 En espera de riñón, 20 mil

Se presume que en México aproximadamente 20 mil personas podrían estar a la espera de un trasplante de riñón, ya que tan solo 10 mil están inscritas en la lista oficial, dijo Héctor Raúl Pérez, director del Hospital Civil de Guadalajara (HCG).

“Si consideramos que en 2010 se trasplantaron dos mil 290 personas en el país, se ve muy lejana la posibilidad de resolver esta necesidad que se genera día con día”, señaló el especialista.

Precisó que en lo que va del año 311 pacientes se sumaron a dicha lista.

Añadió que con la intención de informar a la población sobre los padecimientos de riñón y cómo prevenirlos, el HCG, en coordinación con otros organismos, realizará actividades para conmemorar el Día Mundial del Riñón, que se celebra el segundo jueves de marzo y cuyo tema es “La enfermedad renal crónica en el adulto mayor”.

Por su parte, el jefe del Servicio de Nefrología de Adultos del Antiguo Hospital Civil Fray Antonio Alcalde, Guillermo García García, dijo que las actividades incluyen una campaña de detección oportuna de enfermedad renal crónica del 10 al 14 de marzo.

Notimex/Guadalajara

• • •