“Carmina Burana”, los sentimientos a flor de piel

La Camerata de Coahuila, acompañada por diversas organizaciones corales de La Laguna, presentará la obra este jueves 01 y viernes 02 en el Teatro Nazas, bajo la dirección de Ramón Shade.
“Camina Burana” será presentada en el Teatro Nazas por la Camerata de Coahuila.
“Carmina Burana” será presentada en el Teatro Nazas por la Camerata de Coahuila. (Miguel Ángel González)

Torreón, Coahuila

Este jueves 01 y viernes 02, la Camerata de Coahuila, el Coro Juvenil de la Escuela Silvestre Revueltas, la Orquesta Esperanza Azteca, el coro del Centro de Estudios Musicales de Torreón y el Coro De Niños del Colegio Cervantes, se unirán para presentar la obra "Carmina Burana", en el Teatro Nazas.

Gabriel Robles, director de la Escuela de Música Silvestre Revueltas, Ramón Shade, de la Camerata de Coahuila, Roberto Guzman, del coro de niños del Colegio Cervantes, David Reyes Villarreal, de la Orquesta Esperanza Azteca, Luz Alicia Ávila, coro de Centro de Estudios Musicales de Torreón, previo al ensayo y sentados en las butacas frente al escenario, mostraron su sentir de estar ubicados en un sitio donde generalmente se sienta el público, a unas horas de iniciar esta serie de dos conciertos.

"El nervio debe existir pero se debe encauzar y que se vuelva algo artístico y creativo", señaló Ramón Shade.

"Yo me pongo nervioso cuando estoy en el público, ya que cuando estoy en el escenario tengo el control de lo que se hace y en el público no puedo hacer nada".

Por su parte, Luz Alicia Ávila expuso que le da mas nervio estar entre el público, que incluso estar dirigiendo una orquesta sobre el escenario.

Tal y como "Carmina Burana" provoca el surgimiento de los sentidos y emociones, el nerviosismo que sale previo a interpretar esta obra, Gabriel Robles, señaló que luego de varios meses de trabajo, esto se logra controlar.

Al respecto, Ramón Shade resaltó la dificultad que implica el retomar una obra que ha sido tocada en múltiples ocasiones, de ahí que dijo, se tiene que ir a la "fuente primaria", a la partitura, que marca lo lento, fuerte, piano de la interpretación, sin ser infiel a la obra, rompiendo así con las tradiciones que se arraigan al paso de los años.

"Esta es una obra que requiere una masa grandísima, conjuntar a todos ellos".

Como parte del cuerpo de solistas que participarán en estos dos conciertos, Anabel de la Mora, soprano, Juan Carlos Heredia Alvarado, baritono, así como Enrique Guzmán, tenor, lucirán sus mejores interpretaciones, llevando al público al máximo de sus emociones, al igual que ellos lo hacen sobre el escenario.