La 'Revolución de los Muertos' llegó a Mazatlán

El Teatro Ángela Peralta fue escenario de una fiesta de ultratumba, donde los negros de la muerte de combinaron con los colores de las catrinas, llenándolo todo de música y emoción.

Mazatlán, Sinaloa

Los mazatlecos hacen de las celebraciones del Día de Muertos, una verdadera "Fiesta Revolucionaria".

Gritos de personajes de ultratumba asustaba hasta al más concentrado. Una mano salía de la nada y te impedía el paso haciendo sudar hasta al más valiente.

En un espectáculo donde más de 400 artistas y voluntarios combinaron el ballet clásico, ballet folclórico, teatro, danza contemporánea, en sincretismo con las artes plásticas, música, canto, danza aérea, multimedia, artes conceptuales y performances, se llevó a nacionales y extranjeros a disfrutar de esta festividad en honor a los muertos, de callejoneadas y emocionantes recorridos por las entrañas del Teatro Ángela Peralta, en el Centro Histórico de Mazatlán, Sinaloa.

Gracias a la invitación de la "Fiesta Amigos de Mazatlán", se asistió a este martes 1 de noviembre, a este espectáculo monumental, por la Plazuela Machado se paseaba la muerte a pie, en bicicleta o hacía de las suyas como catríin o catrina, colorida con flores o atuendos negros, frente a la mirada emocionada y risas nerviosas de quienes ahí se dieron cita.

Con la producción del Instituto de Cultura de Mazatlán, bajo la dirección general de Raúl Rico González, en sincretismo converge el talento, creatividad y la visión de artistas plásticos, cantantes, músicos y bailarines de la Escuela de Artes de Cultura de Mazatlán, bajo la estética y conceptos relativos al tema, que cada año honra la fiesta de los difuntos.

Durante los recorridos por el interior del teatro, ubicado en la calle Carnaval, que comenzaron por la Escuela de Música adjunta, se apreció la actuación de 250 artistas que dieron diversas interpretaciones a la Revolución de los Muertos, tema de este año.

"Este evento convertido ahora en un gran suceso anual, acuña el término revolución, entendida como todo lo que irrumpe un proceso, lo cambia y a partir de ahí se desarrolló un monumental espectáculo, tomando las calles del Centro Histórico como espacio para la convivencia social y mostrando las entrañas del teatro, a través de 23 escenarios para llevando al público de sorpresa en sorpresa".

Y cuando se habla de las entrañas del teatro, se refiere desde estrechos y oscuros pasillos que conducían desde los camerinos, hasta el escenario del recinto, erigido en la época porfiriana y declarado patrimonio histórico de la nación en 1990.

Gritos de personajes de ultratumba asustaba hasta al más concentrado. Una mano salía de la nada y te impedía el paso haciendo sudar hasta al más valiente.

Música alusiva a la Revolución, hasta el homenaje a Juan Gabriel, fueron parte del espectáculo que tiene ya varios años de realizarse.

"Este evento convertido ahora en un gran suceso anual, acuña el término revolución, entendida como todo lo que irrumpe un proceso, lo cambia y a partir de ahí se desarrolló un monumental espectáculo".

En el Salón Mazatleco de la Muerte de la Galería Ángela Peralta, se apreció la exposición de grabados en linoleo, una ofrenda instalación Revolución Ambientalista y altares dedicados a Leopoldo Sánchez Celis, ex gobernador de Sinaloa.

El Altar de los Ambientalistas, dedicado a la defensa y conservación del medio ambiente y sin faltar el altar dedicado a la fallecida cantante de ópera, la sinaloense Ángela Peralta.

Tras una hora de recorrido, se inició la callejoneada a las 8 de la noche en la Plazuela Machado, con la intervención de comparsas, bailarines, música de banda y catrinas, entre otros personajes, hubo coros en las calles, música en el kiosco de la Plazuela Machado, lectura de calaveritas en los siete altares que se montaron para esta celebración.

JFR