El mágico 'sotol' de Israel Torres en Lerdo

Este jueves se presentó el libro, en el marco de la Feria de las Culturas del Nazas en las instalaciones del añejo Chalet Gorosave.
Presentan el libro "Sotol: la magia del desierto líquido", en el Chalet Gorosave de Lerdo.
Presentan el libro "Sotol: la magia del desierto líquido", en el Chalet Gorosave de Lerdo. (Miguel Ángel González)

Torreón, Coahuila

Si alguna vez usted ha viajado a Durango, de camino queda el poblado de Torrecillas. Ahí desde hace mucho tiempo, se vende y fabrica un sotol que quema la garganta, arde como el desierto y ha sido denostado por su origen humilde.

Este jueves se presentó el libro "Sotol: la magia del desierto líquido" en el marco de la Feria de las Culturas del Nazas y en las instalaciones del añejo Chalet Gorosave de ciudad Lerdo. Los presentadores fueron Abigaíl Salazar, académica, docente e investigadora, además de gran sotolera y Javier García de Culturas Populares.

Pero ya tiene denominación de origen. Se elabora de la planta del mismo nombre que es muy bonita, y que como dice Israel Torres, cohesiona la herencia cultural de Durango, Coahuila y Chihuahua.

Israel es artista gráfico y el libro es sobre todo una obra visual bajo el formato de libro. Está compuesta por combinaciones de varias técnicas, como el grabado al agua fuerte. La portada tiene un precioso relieve y la encuadernación es artesanal.

TE RECOMENDAMOS: 'Sotol' presente en Segunda Feria de las Culturas del Nazas

Así mismo, incluye tres poemas, de la lagunera Abigaíl Salazar, Mónica Tarabilla de Zacatecas y Alberto Espinoza de Durango. La fuente de inspiración, también fue investigada precisamente en Torrecillas.

"Es un producto muy cuidado, con mucha calidad como licor. Es un muy buen pretexto para hacer un libro. La presencia del sotol está muy fuerte en la cultura popular, en letras de canciones. Formaba parte de lo que traían a mano los revolucionarios en estas tierras", comenta Israel.

El tiraje es breve debido a que es un libro considerado arte objeto. Se hicieron tan solo 50 ejemplares y se puede encontrar en el Instituto de Cultura del Estado de Durango. El costo es de mil 140 pesos, pero lo vale por la belleza, la investigación y la profundidad de la historia de este mágico líquido desértico.

También fue inaugurada la exposición de guajes pintados "El camino del guaje", obra de Irma Henández. De algo tan sencillo como esto, la artista logró comunicar belleza, colorido y un lenguaje interesante y propositivo.



cfg