Instituto Arocena invita al curso sobre cultura Maya

Durante la sesiones se abordarán aspectos artísticos y culturales más relevantes, su panteón y mitología, así como la forma en que concebían el cosmos.
Chichen Itza
El curso es de 3 sesiones del 5 al 26 de noviembre. (Especial)

Torreón, Coahuila

En Mesoamérica, una de las culturas más sobresalientes fue la maya. Los mayas alcanzaron un gran esplendor no solamente en la medición del tiempo, la astronomía o las matemáticas, sino también en el arte  y la arquitectura.

Es por ello que en el segundo semestre del año, el Museo Arocena a través del Instituto Arocena impartirá el curso "Los mayas, arte y cosmovisión", a cargo de Linda Haro Ureña.

Para quien esté interesado pueden contactarse por correo electrónico con lharo@museoarocena.com o bien en la página webmuseoarocena.com

La licenciada en Artes Visuales hablará sobre las culturas prehispánicas de los mayas. "Los mayas son muy precisos en el cálculo del tiempo y tuvieron muchos avances en el calendario que se reconoce como uno de los más exactos de la historia, así como las matemáticas", explicó.

Durante el curso se destacará en el arte y la arquitectura, uno de los temas será la famosa pirámide de Kukulcán que es considerada una de las maravillas del mundo.

En tres sesiones se hablará de los mayas arte y cosmovisión, el curso iniciará el 5 de noviembre y se llevará a cabo durante los sábados del mes en horario de 12 a 2 de la tarde.

Linda Haro dará espacio para que los asistentes expongan su punto de vista en cuanto lo más relevante respecto a la pintura, escultura y arquitectura.

TE RECOMENDAMOS: Road Trip: Disfruta de tu país en auto

"Abordaremos sobre los murales de Bonampak, en escultura se hablará de los dinteles de Yaxchilán y en la arquitectura se platicará de Palenque y Chichen Itzá, uno de los ejemplos más conocidos en esta área".

Linda Haro explica que en el curso se tratará sobre la cosmovisión, esto se refiere a uno de los elementos más conocidos de la cultura maya, ya que es como concebían ellos el cosmos.

Es decir, que para los mayas estaba concebido el universo en tres dimensiones que era el inframundo Xibalbá, era la tierra y 13 cielos y estos niveles para los mayas estaban representados por la Ceiba, árbol sagrado de las raíces contacto con el inframundo, lo que significa el lugar de los muertos donde el tronco es la vinculación con la tierra y las ramas están sosteniendo el cielo.

"Mucho de sus monumentos hacen alusión a esto, por ejemplo, la tumba de Pakal que fue descubierta en Palenque en la estela del sarcófago se plasmó un personaje que tiene contacto con estas tres dimensiones, se ve un personaje recostado que parece estar saliendo del inframundo, luego está una especie de cruz que es un árbol y representa el contacto con el cielo y con la tierra".

HORARIO: Sábados de 12:00 a 14:00 horas (3 sesiones, del 5 al 26 de noviembre)

También resaltó que los asistentes podrán escuchar sobre los gobernantes más representativos pero sobre todo las construcciones que tuvieron como la ciudad de Palenque que es una de las más ordenadas en la cuestión urbanística.

Así como de las pinturas en Bonampak se tienen una de los muros más completos en donde se habla de los pigmentos como el azul maya y es ahí donde se dictará la charla sobre la vida cotidiana y la vida militar que es lo que plasman los muros.

"Mucho tiempo se creyó que los mayas eran una cultura pacífica pero no fue así, no deja de sorprendernos los avances que tenían. También se relatará de Chichen Itzá, del tiempo y del calendario de los cuales tenían dos, uno ritual y otro solar".

TE RECOMENDAMOS: Museo Arocena, a 10 años de entregar cine de calidad


Sobre Linda Haro
Licenciada en Artes Visuales por la Universidad Autónoma de Querétaro con especialidad en escultura.

Maestría en Humanidades por la Universidad Anáhuac de la Ciudad de México. Fue colaboradora del Museo Regional de Querétaro y el Museo Regional de la Laguna.

Ha impartido cursos de talla en madera, modelado, creatividad, historia del arte y culturas prehispánicas. Fue directora editorial de la revista de música clásica INTERMEZZO.



dcr