Fernando García Ponce llega al Museo Arocena

La exposición "Un impulso constructivo/El mundo gráfico" del artista perteneciente a la "Generación de la ruptura", estará en Torreón a partir del jueves 13 de octubre a las 19:00 horas.
El Museo Arocena albergará una exposición de Fernando García Ponce.
El Museo Arocena albergará una exposición de Fernando García Ponce. (Fundación Cultural Macay)

Torreón, Coahuila

Este jueves 13 de octubre a las 19:00 horas, llegará al Museo Arocena la muestra de uno de los artistas de la llamada "Generación de la ruptura" y de los mayores exponentes de la abstracción geométrica, Fernando García Ponce (1933-1987), a través de "Un impulso constructivo/El mundo gráfico", la entrada a esta exposición será gratuita.

Fue alrededor de los años 50 cuando nació la ya mencionada "Generación de la ruptura", un movimiento de jóvenes artistas que replantearon la manera de realizar arte en México, llevando su "vanguardia" a otros territorios.

Este exponente de la "Generación de la ruptura" recorre una geometría violenta cuya limitante no es el ángulo recto.

En lo que destacó el artista, que a partir del jueves (y de forma temporal) albergará el Museo Arocena, fue destacado por la incursión en la abstracción geométrica, que para entonces era un terreno todavía poco explorado.

A decir del propio García Ponce: "Elegí la abstracción porque considero que el color y la forma son suficientes para hacer pintura".

"Conforme el tiempo ha ido transcurriendo, cada vez me encuentro más firme en mi elección de eliminar todo lo figurativo, más cómodo para expresar todo tipo de ideas, de sentimientos y emociones, de recuerdos, e inclusive para protestar contra una situación de la que discrepo".

Así pues, a través de sus composiciones en collage, este exponente de la "Generación de la ruptura" recorre una geometría violenta cuya limitante no es el ángulo recto, sino que explora diversos aspectos plásticos que responden a sus propios cuestionamientos estéticos.

Esta muestra que el Museo Arocena en colaboración con la Fundación Cultural Macay, pone ante los laguneros uno de los capítulos de mayor relevancia en la historia del arte mexicano.

JFR