“La música, instrumento de reconstrucción social”

Joel de Santiago ha trabajado durante dos años con niños que viven en colonias marginales de Torreón. Asegura que hay pequeños que tienen la esperanza de ser grandes personas en el futuro.
Joel de Santiago, reconoce que el potencial de cambio se encuentra en los más pequeños.
Joel de Santiago, reconoce que el potencial de cambio se encuentra en los más pequeños. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Joel de Santiago ha trabajado durante dos años con niños que viven en colonias marginales o de riesgo ante la presencia del crimen. Y para él la música es instrumento de reconstrucción social pues másallá de confi gurar un grupo dondeel niño entiende que es parte deun todo, les permite entablar undiálogo cordial en su familia yen su propio interior.

Luego de trabajar en la colonia Santiago Ramírez, donde se fundó la banda y el coro de la Casa de la Música, reconoce que el potencial de cambio se encuentra en los más pequeños.

Si a ellos se les ofrecen oportunidades reales, buscarán una ruta alterna para vivir con orgullo y dignidad. “La experiencia es maravillosa y el haber venido a trabajar aeste lugar da muestra de todo el talento que tiene México con sus niños, los adultos nos hemos olvidado que también aquí, en estos lugares de alta incidencia, hay muchos niños que están con toda la esperanza y la ilusión de ser grandes personas en el futuro”.

Fue el pasado 26 de julio cuando las familias se reunieron en la plaza principal de la colonia Santiago Ramírez, en pantalla gigante se transmitió en vivo y desde el Palacio de Bellas Artes, la participación de la banda y el coro de la Casa de la Música.

Detalló que el trabajo, contrario a lo que se piensa, se desarrolló con facilidad y sus colaboradores entendieron cuál es la misión que se tiene.

TE RECOMENDAMOS: Pequeños músicos reciben instrumentos

“Empezamos con noventa niñosy los instrumentos nos llegaron cuatro meses de haber iniciado, pero a partir de eso, cinco meses después, estábamos tocando en Bellas Artes, eso fue para todos una gran sorpresa, lo que dijo el alcalde (Miguel Riquelme) es verdad, ese primer sonido que escuchamos de los niños, cinco meses antes de oírlos cantar en Bellas Artes, a todo México nos puso la piel chinita”.

No faltaron los celulares en manos para grabarlos cantando Cielito Lindo, New York y el corrido de Torreón. “Lo que nos hemos encontrado es que este proyecto es incluyente y tenemos niños que tienen diabetes infantil, con síndrome de Asperger, y aún así se integraron perfectamente bien. Para las madres y los padres de familia manifiesto mis respetos por toda la labor y el trabajo que hicieron posible el proyecto”.

Sin titubear vaticina que los niños llegarán muy lejos. Y aunque iniciaron con recursos federales, el año siguiente podrá no ser así. Por eso el alcalde se comprometió a aportar recursos para asegurar su continuidad.

“Nosotros empezamos a trabajarcon un apoyo que salió de la Secretaría de Gobernación. Hoy el ayuntamiento se hace cargo de pagar los sueldos de los maestrosy estamos muy contentos porque tendremos una sede porque no cabemos”.






cfg