Psicología, tarot y pintura una obra de Canseco

Miguel Canseco, es un artista visual y psicólogo que comparte en 18 obras la exposición "Pars Alchimyae" que se presentará en la Galería Juárez 2525, en Torreón.
Una exposición que plantea una reflexión desde las artes visuales en torno al libro alquímico "Rosarium Philosophorum".
Una exposición que plantea una reflexión desde las artes visuales en torno al libro alquímico "Rosarium Philosophorum". (Especial )

Torreón, Coahuila

Miguel Canseco es un artista visual y psicólogo que ha dedicado los últimos años a la investigación en torno a la simbología del juego del Tarot y su relación con las imágenes alquímicas.

A partir de esta búsqueda ha generado un vocabulario visual que integra en su obra alegorías, emblemas e íconos de la edad media y el renacimiento.

"Pars Alchimyae" es una exposición que consta de 18 obras entre pintura, dibujo y arte objeto, las que serán inauguradas este jueves 27 de noviembre a las 8:00 de la noche en la Galería Juárez 2525, en Torreón.

"Las 18 piezas tienen que ver con el libro Psicología de la trasferencia, por Carl Gustav Jung. Una reflexión de como la parte femenina y la masculina del ser humano se entrelazan".

Una exposición que plantea una reflexión desde las artes visuales en torno al libro alquímico "Rosarium Philosophorum", (en cuya carátula se encuentra la frase Pars Alchimyae), una edición anónima de 1550, donde se narra la conjunción de los opuestos, masculino y femenino, como una metáfora del proceso de iluminación interior del alquimista.

El Rosarium Philosophorum, también sirvió como punto de partida para la creación del libro Psicología de la trasferencia, publicado en 1946 por el psicólogo Dr. Carl Gustav Jung. A partir de este libro alquímico Canseco estructura imágenes que narran los complejos procesos emocionales involucrados en las relaciones de pareja y los sentimientos, siempre en fluctuación, derivados de ello: soledad, placer, muerte y alegría.

Con este objetivo en mente emplea esquemas compositivos medievales, con figuras que remiten al arte románico tanto como al imaginario filosófico del renacimiento.

¿De qué tratan exactamente estas piezas?

Es una obra enfocada al aspecto de la psicología, pero de forma más poética que psicoanalítica, digamos que es un ejercicio entre literatura y psicología.

Es la primera exhibición que realizo después de 6 años de no exponer, resultado de un trabajo más interno. Lo más complicado de hacer en esta muestra fue darle un marco teórico a toda la obra, no es que pintar no tenga chiste pero lo difícil fue estructurar un discurso visual que fuera coherente en todas las piezas.

¿Es el reflejo de tus vivencias y de lo que hoy eres?

Es una muestra, siento me refleja totalmente, de un trabajo ya encaminado hacía lo que quiero hacer. Que enlaza tres aspectos la psicología, el tarot y la pintura misma.

Las 18 piezas tienen que ver con el libro Psicología de la trasferencia, por Carl Gustav Jung. Una reflexión de como la parte femenina y la masculina del ser humano se entrelazan. De cómo la mujer necesita integrar su parte masculina y el hombre de igual forma y de cómo esto se ve reflejado en la relación de pareja.

Habla sobre el momento en que un hombre busca en una mujer su parte femenina, cosa que es un punto muy delicado porque a la hora de que se mezclan se despojan de esa "pantalla", punto en donde la pareja está física y metafóricamente desnudos. Por decirlo así, van mutando, se unen, mueren, se convierten en una hermafrodita.

La idea es esa, sobre lo que lo masculino y lo femenino comparten. Proceso que si se transfiere a la vida de pareja, necesariamente encontramos las polaridades de extremo placer y extremo dolor. De esto surgen imágenes y precisamente de eso se trata la obra, basado también en mi experiencia personal.

¿Entonces es más el reflejo del dolor en una relación de pareja?

No son cuadros que busquen dar una moraleja si no de un nivel más inconsciente de un lenguaje interior que se entiende sin ser explicado.

La vida de pareja es de emociones tan potentes, que te hacen hacer cosas inimaginables. Por ejemplo yo toda mi vida es sido un don Darki, de pinturas de monos destripados y de repente me encuentro pintando corazones. Necesitaba pintar un corazón, pero uno oscuro, del mundo de las cartas que reflejara ese aprendizaje del amor pero en su aspecto más doloroso.

Ahora, cuando se habla de aprendizaje en el amor se habla de una modificación en la conducta que ya no puedes desaprender al menos de que tengas una lesión cerebral.

En el caso de la vida emocional de pareja se llega a tener fracturas que se quedan, lesiones de por vida que incluso en matrimonios de años tiene cientos de fracturas pero con elementos de cohesión.

Claro en el amor también aprendes a ser muy generoso, a compartir, a poner al otro antes que tú, que te lleva a un punto de humanidad increíble.

La exposición tiene que ver con todo esto. No son cuadros que busquen dar una moraleja si no de un nivel más inconsciente de un lenguaje interior que se entiende sin ser explicado, finalizó.

Miguel Canseco, ciudad de México 1975. Estudió dibujo y litografía en la Academia de San Carlos y en Artegrafías Limitadas en la ciudad de México, es Licenciado en Psicología por la Universidad de Autónoma de La Laguna.

Ha expuesto en forma individual en México, D.F, Coahuila, Guadalajara, Canadá y Costa Rica, de forma colectiva a expuesto en España, Italia, Cuba, Finlandia y Estados Unidos.

Su obra se ha expuesto en recintos como el Museo de Arte Carrillo Gil, el Museo Rufino Tamayo, y el museo de Arte Moderno de la Ciudad de México y el Museo del Arzobispado.

Fue director y fundador del Taller de Grabado El Chanate, en Torreón y Titular del Museo de Artes Gráficas de Saltillo.