En México, 2% de tumores de pulmón se detecta a tiempo

La falta de diagnóstico oportuno provoca que el país esté en primer lugar de mortalidad por esa neoplasia, a pesar de que estadísticamente tiene una tasa menor de fumadores.
Omar Macedo, oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología.
Omar Macedo, oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología. (Javier Ríos)

México

Estudios epidemiológicos del Instituto Nacional de Cancerología (Incan) reportan que menos de 2 por ciento de los mexicanos con tumores pulmonares se detecta en etapas tempranas, cuando hay mayores oportunidades de salvar la vida, mientras que en Estados Unidos y en Europa ese índice llega a 20 por ciento.

Además, en Europa y Estados Unidos 60 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón es diagnosticado en etapas avanzadas, mientras que en México esa cifra se eleva a 82%, cuando ya hay metástasis.

Esa situación pone al país en el primer lugar de mortalidad, aun cuando estadísticamente tiene una tasa menor de fumadores. “Nos estamos enfrentando a un cáncer en etapas más avanzadas y mortales”, señaló Omar Macedo, oncólogo del Incan.

Factores de riesgo

El cáncer de pulmón se desarrolla por factores asociados a tabaquismo, contaminación ambiental, exposición al humo de leña y asbesto.

Asimismo por condiciones genéticas, como es la mutaciones del gen AKL, que afecta a 14.1 millones de personas a escala mundial.

Por ese tipo de neoplasia cada año fallecen 8.2 millones en el orbe, pero lo preocupante, informó el especialista, es que el tabaquismo entre menores de edad propiciará enfermos a los 30 y 40 años, cuando por lo general el cáncer de pulmón se desarrolla entre los  65 y75 años.

En la actualidad el cáncer de pulmón es de los que tienen mayor índice de mortalidad en todo el mundo, frente a los que en suma condensan diferentes neoplasias como colon, mama, cervicouterino y próstata.

“Si no hubiese tabaquismo, se eliminaría 35% del cáncer mundial, pero la realidad es que cada vez más gente fuma, y mientras más consume tabaco una persona, mayor será el riesgo”, subrayó el experto.

“Si fuma de uno a 14 paquetes al año, se eleva siete veces su posibilidad de morir frente a quien que no fuma, por ello 85 por ciento de los pacientes con cáncer pulmón a escala global muere a causa de esa patología”, abundó Macedo.

Por ser centros de atención de referencia, 55% de los pacientes que llega al Incan y al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) tiene antecedentes de tabaquismo, alrededor de 25% tiene cáncer porque cocina con leña y el humo es el factor de riesgo de padecer la enfermedad, pues se calcula que en el país hasta 25 millones de personas sigue cocinando con leña.

Las investigaciones científicas reportan que solo 15% de los pacientes diagnosticados con este tipo de cáncer jamás fumaron y esto se debe a que padecen alguna de las 12 mutaciones genéticas asociadas, como ALK, EGFR y KRAS.

Se trata de un problema de salud que afecta a las personas sanas, jóvenes, deportistas y sin antecedentes de tabaquismo.

Tan solo con la mutación ALK se tienen registrados 72 mil pacientes en el mundo en estudios preliminares levantados por la industria farmacéutica y los cuales se espera que se generalicen en los centros de investigación de México.

Los avances en la medicina han permitido una mayor supervivencia y expectativa de calidad de vida entre las diferentes neoplasias, sobre todo de mama. Sin embargo, cuando se trata de cáncer de pulmón la incidencias es ligeramente mejor, en la década de los setenta 12% de los enfermos a cinco años estaba vivo y en 2014 oscilaba en 17.7%.

Síntomas ignorados

El experto destacó que hay desinformación en torno a los síntomas, los cuales se ignoran por años, como tos crónica —que atribuyen a fumar— o pérdida de peso, y solo acuden al médico hasta que tienen una dificultad para respirar, lanzan sangre al toser y requieren de oxígeno.

“Con este cuadro llega la mayoría, cuando la enfermedad está muy avanzada y no es curable, por eso en nuestro país es mayor la letalidad”, destacó Macedo.

Otro problema en México es que para llegar al diagnóstico adecuado es necesario hacer una biopsia para saber el nombre y apellido del tipo de cáncer.

Hace ocho años no había especialistas capacitados para tomar el tejido y todos recibían el mismo tratamiento, como quimioterapia, que no servía a los pacientes, por lo que en cinco meses morían.

En la actualidad ya se hacen este tipo de tomas de muestras que se envían al patólogo quimio molecular, quien determina las mutaciones.

“Se requiere de neumólogo, cirujano, radiólogo e intervencionistas para realizar la biopsia, para darle nombre y apellido al tumor, con lo que se le otorga el tratamiento dirigido adecuado, con mayores posibilidades de calidad y sobrevida, estamos hablando de siete años”, comentó el oncólogo.

“En el caso de los que tienen mutaciones genéticas ya hay inhibidores que reducen de tres a cuatro veces el tamaño del tumor, y la ciencia ha logrado pasar de 10.9 meses de sobrevida a 18.4 meses en promedio”, abundó Macedo.

La realidad es que en el país no todos están debidamente capacitados para tomar la biopsia, por lo que se debe de promover la capacitación para lograr resultados óptimos.

Las terapias blanco son un tipo de tratamiento que bloquea el crecimiento y la propagación del cáncer al interferir en “blancos moleculares” que participan en su avance, sin afectar las células normales.

En México se acaba de aprobar un nuevo inhibidor de segunda generación para la mutación ALK que es un tratamiento personalizado, eficaz y con respuestas rápidas que ofrece una mejor alternativa para el tratamiento de cáncer y es capaz de actuar en el sistema nervioso central de una manera eficaz, lo que se traduce en una importante actividad en pacientes con metástasis cerebrales.

Cifras de la Neoplasia

Las estadísticas en México sobre el cáncer de pulmón son...

8 mil 439 casos

se reportan anualmente

7 mil 608

fallecen en ese periodo

20 mil afectados

al año es lo que calculan que habrá en 2035

18 mil muertes

causará ese tumor anualmente en dos décadas