En México sobreviven 116 mil personas infectadas con VIH

Pablo Kuri, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, afirma que tienen estrategias para que en 2030 “haya cero infecciones y cero muertes”

México

En México hay casi 116 mil personas que sobreviven con VIH, por lo que el gobierno federal implementa estrategias de educación sexual, distribución efectiva de condones y diagnóstico y tratamiento oportuno para lograr que en 2030 “haya cero infecciones por VIH y cero muertes” causadas por el sida, aseguró Pablo Kuri, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

“Esta aspiración se puede convertir en realidad: que haya cero infecciones por VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida)... Librar a la sociedad puede ser realidad en 2030, ojalá antes, porque se trata de una enfermedad para la que ya hay tratamiento”, opinó el funcionario al encabezar la ceremonia del Día Mundial de la Lucha contra el Sida.

Acompañado por Maureen Birmingham, representante de la OPS/OMS en México, y Armando Ahued, secretario de Salud del Distrito Federal, Kuri hizo un llamado a unir esfuerzos para hacer posible una generación libre de ese padecimiento.

Adaptan guías de tratamiento

La Secretaría de Salud adaptó sus guías de tratamiento con antirretrovirales con los estándares de la Organización Mundial de la Salud, por lo que en 2015 invertirán 5 mil millones de pesos en la compra de esos medicamentos, anunciaron.

“La Secretaría de Salud, de manera exclusiva, está invirtiendo 2 mil 500 millones de pesos, y todo el sector (incluyendo IMSS, Issste, Pemex y Marina) 5 mil millones. Con los nuevos tratamientos, los costos se elevaron 10 por ciento, estamos hablando de 500 millones de pesos más”, aclaró Patricia Uribe Zúñiga, directora general del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida).

Las autoridades sanitarias informaron que México se comprometió ante la OMS a cerrar en 2020 las brechas de detección y tratamiento oportuno incrementando las pruebas de carga viral entre embarazadas y, en caso de salir positivas, otorgarles de inmediato antirretrovirales que impidan el contagio al bebé.

“En 2006 cubríamos a 8 por ciento de las mujeres embarazadas con la prueba, actualmente estamos en 60 por ciento, tenemos que llegar al menos a nueve de cada 10. También estamos dando tratamiento a 74% de las mujeres infectadas con VIH embarazadas, nos falta cerrar la brecha, y todas las instituciones estamos involucradas para eliminar el contagio perinatal”, agregó.

Como parte de la estrategia se tiene garantizado el abasto de condones y actualmente se trabaja en los programas de educación que abarcan desde los jóvenes hasta el personal de salud, a efecto de erradicar la discriminación y el estigma que priva en algunas unidades hospitalarias de diversos estados, informó Uribe Zúñiga.

Luchar contra la discriminación hacia personas con VIH sigue siendo un reto, porque las encuestas recientes financiadas por el Fondo Mundial reportaron que en 12% del sector salud se comenten esos actos de segregación y se violan derechos humanos, lo que puede retardar el acceso a los tratamientos y propiciar muertes prematuras, aseguró la titular de Censida.

Detección pendiente

La Secretaría de Salud calcula más de 116 mil contagiados; sin embargo, Kuri acotó que los cálculos de Onusida señalan que en México existen alrededor de 180 mil personas portadoras del virus, lo que significa que más de 60 mil desconocen que tienen la infección y por lo mismo no reciben tratamiento.

“De las personas que viven con VIH en nuestro país, que en promedio son 180 mil, ya muchas conocen su estatus serológico, pero tenemos una brecha que debemos cubrir, ha mejorado, pero hace falta optimizarla”, declaró el funcionario federal.

Kuri Morales también refirió que 93 mil 180 personas (80%) reciben tratamiento antirretroviral en el Sistema Nacional de Salud.

En materia de prevención, las autoridades informaron que se ha tenido avances importantes, ya que entre 2005 y 2013 hubo una disminución anual de nuevas infecciones de 39 por ciento, al pasar de 15 mil a 9 mil 300.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]