México avanza en aceptar diversidad sexual: Conapred

68 por ciento de la población señala que no tiene motivos para oponerse a que dos personas del mismo sexo contraigan matrimonio, aunque no esté de acuerdo con ello.
Festival de Cine DHFest.
Festival de Cine DHFest. (Jorge Carballo)

México

El presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Ricardo Bucio Mújica, señaló que México avanza en el proceso de aceptación de la diversidad, pero aún falta distinguir la relación con la igualdad de derechos, debido a que son vulnerados.

Durante el Foro de Derechos Humanos de México realizado en el marco del séptimo Festival Internacional de Cine DHFest, Bucio refirió como muestra datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación, en la que 68 por ciento de la población señala que no tiene motivos para oponerse a que dos personas del mismo sexo contraigan matrimonio, aunque no esté de acuerdo con ello.

No obstante, a los mexicanos todavía les cuesta trabajo aceptar la igualdad ligada a las diferencias. Es decir, cuando a un empleado se le cuestiona si estaría dispuesto a recibir los alimentos sobrantes de sus jefes, éste responde que no; pero cuando se le pregunta si se justifica darle los alimentos sobrantes a una trabajadora del hogar, 26 por ciento dice que sí, mientras 84 por ciento dice que sucede frecuentemente, refirió el titular del Conapred.

El foro en el que se resaltó el derecho a la diferencia, contó con la participación de Chaz Bono, el hijo de la cantante Cher y Sonny Bonno, quien se sometió a una transición de género convirtiéndose finalmente en hombre, tras haber nacido como Chastity Sun Bono.

Chez habló de la necesidad de contar su historia a través del documental Becoming Chaz, para que personas que enfrentan situaciones de discriminación y angustia como las que él vivió se sepan comprendidas.

“Yo estaba muy confundido. Pasé 10 años pensando ‘quizá soy transgénero’, pero temía salir del clóset. Después tuve el valor y lo más poderoso que tengo es darle a los demás mi propia historia”, dijo.

En México, de 2008 a 2012, 106 personas trans fueron asesinadas; de acuerdo con Transgender Europe, México es el segundo país con más homicidios de ese tipo, después de Brasil, donde la cifra asciende 452 ejecuciones.