México y Argentina festejan a la Guadalupana en el Vaticano

Leen el "Nican mopohua", texto en náhuatl sobre las apariciones de la virgen, luego canta el sobrino de Mercedes Sosa y en la misa entonan la "Misa criolla".

Ciudad del Vaticano

México y Argentina se unieron a la convocatoria del Vaticano para celebrar hoy a la virgen de Guadalupe durante la misa que presidirá el Papa en la Basílica de San Pedro.

Ambos países tendrán un importante papel en la ceremonia en la que sonará la Misa criolla, una obra litúrgica compuesta con los sonidos más emblemáticos del folclore argentino.

Inicio en Náhuatl

Según lo previsto, desde las 16:30 horas (9:30 hora de México) se rezará el rosario guadalupano en San Pedro, el cual contempla ocho decenas en lugar de cinco y que es tradicional en el santuario principal de la virgen morena ubicado en la Ciudad de México.

Ese momento será introducido por la lectura de algunos pasajes del Nican mopohua, texto en náhuatl que cuenta las apariciones de Guadalupe.

Más tarde desfilarán por la nave central de la basílica las banderas de todos los países del continente americano, las cuales harán la reverencia a una copia fiel del ayate de la virgen que estará a los pies del altar mayor.

Se recitará una oración de preparación a la  Navidad compuesta por el Papa y luego Claudio Sosa, sobrino de la gran folclorista Mercedes Sosa, entonará dos villancicos cuyas letras son autoría del historiador argentino Félix Luna. Después, Francisco hará su ingreso para celebrar la misa.

Alrededor de750 curas concelebrarán con el Papa y cinco cardenales lo acompañarán en el altar mayor: el mexicano Norberto Rivera Carrera, el brasileño Raymundo Damasceno Assis, el canadiense Marc Ouellet, el chileno Francisco Javier Errázuriz y el estadunidense Sean O’Malley.

La “Misa criolla”

La orquesta que ejecutará la Misa criolla estará compuesta por argentinos y será dirigida por Facundo Ramírez, el hijo de Ariel, compositor de esa obra exactamente hace 50 años.

Sobre la ceremonia, Guzmán Carriquiry Lecour, uruguayo laico que ocupa el puesto de secretario de la Comisión Pontificia para América Latina, aclaró que “esto no va a ser un concierto, va a ser una celebración litúrgica donde resonarán los hermosísimos cánticos de la Misa criolla”.

Por otra parte, la folclorista y ministra de Cultura en Argentina, Teresa Parodi, anticipó que la ceremonia será “un momento muy alto para la música” de su país.

“Será como si Ariel estuviera acá a través de su hijo Facundo, el único capaz de conocer e interpretar a profundidad su obra. Creo que va a ser un momento único, en especial por el Papa argentino y la celebración latinoamericana”, indicó.

“Los argentinos sentimos que son los ritmos entrañables de la América que se fusionan, es una huella muy especial”, opinó.

Historia folclorista

La Misa criolla se grabó inicialmente en 1964 y fue editada un año después en un disco de acetato homónimo que además tenía la canción “Navidad nuestra”.

En marzo de 1967 Ariel Ramírez viajó a Roma acompañado por grandes artistas folclóricos de su país: Mercedes Sosa, Chito Cevallos, Carlos Amaya y el grupo Los Fronterizos. Al papa Pablo VI le entregó la partitura original de su composición.

Sin embargo, pasaron 21 años para que la Misa criolla se ejecutara en el Vaticano. El 9 de diciembre de 1988 se tocó en el Aula Pablo VI y la interpretó el tenor español José Carreras. En esa ocasión Juan Pablo II no pudo estar presente porque tenía reuniones programadas con obispos de Estados Unidos.

Transcurrió más de una década para que esas melodías llegaran al recinto más sagrado del Vaticano, la Basílica de San Pedro. Hace tres años, el 12 de diciembre de 2011, se ejecutaron durante una misa, también dedicada a Guadalupe, y celebrada por el entonces papa Benedicto XVI.

“Al día siguiente me llamó el maestro de ceremonias litúrgicas pontificias para contar que el Papa, cuando se estaba quitando sus vestiduras litúrgicas, dijo a los cardenales y obispos que lo acompañaban que había quedado muy impactado por el ‘dramatismo y la intensidad’ de los cantos”, confió Carriquiry.

El uruguayo recordó que en esa ocasión había inquietud en el Vaticano porque nunca antes habían sonado instrumentos como la guitarra y el bombo en la Basílica de San Pedro.

• • •

Mensaje papal a la cop20

El Papa advirtió a los países participantes en la cumbre que se celebra en Lima que el tiempo para encontrar soluciones al cambio climático “se está agotando”, en el mensaje que envió al ministro de Medio Ambiente peruano, Manuel Pulga Vidal, y que publicó ayer la oficina de prensa del Vaticano.

“Solamente podremos hallar soluciones adecuadas si actuamos juntos y concordes. Existe, por tanto, un claro, definitivo e impostergable imperativo ético de actuar”, aseveró Francisco, tras referir que un acuerdo “será posible únicamente con una responsable respuesta colectiva, que supere intereses y comportamientos particulares y se desarrolle libre de presiones políticas y económicas”.

Agregó que una respuesta colectiva debe “superar actitudes de desconfianza y promover una cultura de la solidaridad”.

En el mensaje, el pontífice expresó su “cercanía y aliento” a los funcionarios del mundo participantes y les recordó que los temas que se están debatiendo “afectan a toda la humanidad, en particular a los más pobres y a las generaciones futuras”.

EFE/Ciudad del Vaticano

• • •