Mexicanos compran más libros que el resto de AL

Presentó su obra "Un cuento triste no tan triste" como parte de las actividades de la Librería Itinerante en el Estado de México.
“Tienen un pensamiento equivocado, respecto a que el conocimiento es lejano a ellos”.
“Tienen un pensamiento equivocado, respecto a que el conocimiento es lejano a ellos”. (Especial)

Toluca

Los mexicanos son los que más compran libros en comparación con otros países latinoamericanos, el problema es que no los leen porque hay un pensamiento equivocado respecto a que el conocimiento es lejano a ellos, mencionó Jorge Bucay, quien presentó su libro "Un cuento triste no tan triste" como parte de las actividades de la Librería Itinerante en el Estado de México.

En México las personas compran cuatro veces más obras de las que lee, "está muy bien pero estaría mejor que leyeran". Señaló "el mexicano tiene una relación ambigua con el libro, le encanta tenerlo, lo considera un objeto de culto, el vehículo de su cultura, una bendición, el mexicano no tiene miedo de entrar a una librería sin saber qué va a comprar", pero no lo lee.

Esto tiene que ver con la pedagogía del oprimido, debido a que "muchos años Latinoamérica estuvo sometida y el mundo no le dejó creer que podía volverse culto, fuerte, inteligente, valioso" por lo tanto "cuando el mexicano, venezolano, colombiano, el argentino o uruguayo se cree que la cultura no es para él porque no es lo suficientemente inteligente, acaricia la cultura pero no se mete en ella".

Para cambiar este esquema se tiene que iniciar desde abajo "leyendo delante de tus hijos para que aprendan a leer viéndote hacerlo, no sirve de nada que le digas que deben leer tiene que verte para aprender", debido a que "los chicos registran 15 por ciento de lo que les dices pero 75 por ciento de lo que ven".

Consideró que la Reforma Educativa, servirá pero "no sé si sea suficiente". Indicó que la educación de hace 100 años no puede funcionar en la actualidad. Antes las instituciones educativas preparaban a las personas para repetir, porque en el trabajo "lo que el obrero tenía que hacer era repetir la cadena de acciones que tenía en las fábricas".

"Para eso los preparaban, para el mundo que les tocaba, el que hoy nos toca es otro, es de creatividad, expansión imprevisto, la escuela debe adaptarse, lo está haciendo". Por lo tanto los programas educativos ayudan a los maestros, quienes tienen que ser entrenados para esto, pero "los padres no deben depositar a los niños en la escuela como guardería".

Se trata de apostarle a la educación desde los gobiernos. Ejemplificó que los países con mayor crecimiento económico en los últimos tiempos, han sido Finlandia que asigna 18 por ciento de su presupuesto a la educación, Singapur 23, Noruega 15 por ciento, mientras que México destina menos de 10 por ciento.