Mexicanas son infelices con servicios de salud

La empresa Economist Intelligence Unit levantó una encuesta con 453 mujeres de India, México, Brasil, Francia y Alemania para medir el grado de satisfacción.
Aviva Freudmann, directora de EIU, presentó los resultados del estudio.
Aviva Freudmann, directora de EIU, presentó los resultados del estudio. (Blanca Valadez)

Darmstadt, Alemania

Una investigación de la firma Economist Intelligence Unit (EIU) reveló que las mexicanas son las "menos felices" con los servicios de salud gubernamentales que dan hospitales, médicos y prestadores de servicios, señalaron Aviva Freudmann, directora de dicha consultora, y Uta Kemmerich-Keil, presidenta de la división de Consumer Health de la empresa Merck.

Según el análisis sobre la salud de las mujeres, presentado en Darmstadt, Alemania, 30 por ciento de las mexicanas desconfía de los servicios públicos de salud gubernamentales, cuyas deficiencias los ubican como los peores de las cinco naciones estudiadas.

"Con esta investigación damos luz de dónde se encuentran las deficiencias... Al adentrarnos en los detalles, las (habitantes) de México son las menos felices de los cinco países con los que se realizó dicho estudio, incluso por debajo de lo reportado por India", explicó Kemmerich-Keil.

La investigación, titulada "Salud y bienestar de las mujeres: definiciones y prácticas en evolución", se centró en obtener durante tres meses las opiniones de pacientes y expertos mediante encuestas en India, México, Brasil, Francia y Alemania.

Los resultados

Los resultados del estudio de la EIU —que se encarga de analizar los riesgos de la industria farmacéutica en 200 países—, revelan que el grado de satisfacción con el tipo de servicio médico público y oficial que reciben es el siguiente: 76 por ciento en India, 43 por ciento en Alemania, 41 por ciento en Francia, 30 por ciento en Brasil y 29 por ciento en México.

El levantamiento de encuestas de satisfacción se realizó con 453 mujeres jóvenes y adultas, de las cuales 53 por ciento es casada o con pareja.

Kemmerich-Keil señaló que los programas sociales destinados a problemas de salud tienen un conflicto vinculado con la falta de educación y capacitación desde el nivel básico hasta el nivel superior del personal médico.

Otro dato curioso es que debido a lo anterior las pacientes recurren mucho al vendedor de farmacias, mismo que también debe de ser capacitado.

"En México solo un cuarto de la gente tiene servicios médicos públicos de calidad, el resto debe invertir de su bolsillo, que resulta muy caro, para recibir una atención más correcta", detalló Kemmerich-Keil.

"Este estudio refleja que es necesario invertir más en educación y capacitación para elevar la calidad de la atención médica", abundó.

En cuanto al papel de las mujeres en el ámbito sanitario, la directiva de Merck destacó que "ellas se encargan de la salud y el bienestar de sus familias y son las que educan acerca de este tema, además de que constituyen la mayoría de los profesionales en ocupaciones relacionadas; sin embargo, existen significantes barreras para el acceso a servicios", destacó.

"Esto es lo que nuestro debate busca abordar: enfoques más integrados y soluciones sostenibles", subrayó.

Tercer lugar en compras

Luego del Debate Global sobre Salud del Consumidor 2016 sobre los desafíos en materia sanitaria en diferentes culturas, que contó con un panel internacional de académicos, especialistas en salud pública, líderes de ONG y expertos empresariales, Kemmerich-Keil comentó México es el tercer país (antes están Francia y Brasil) con mayor venta y demanda de medicamentos de parte de la empresa que representa.

"Merck obtiene anualmente ganancias que oscilan entre los 85 a 90 millones de euros anuales, pero más allá de que contamos con una planta en México, consideramos necesario que se fortalezcan las campañas de información hacia la población mediante un etiquetado adecuado en cada uno de los medicamentos", opinó.

La directiva de Merck también señaló que, aunque la mayoría de países emergentes son inestables, cuando presentan riesgos de volatibilidad, en el caso de México, lo que han observado es que se ha mantenido estable, tanto en términos de venta como en crecimiento económico.

"Nosotros calculamos que en este año tendremos un crecimiento en ventas de 10 por ciento", dijo Kemmerich-Keil.

"En estos momentos, cuando muchos países están en recesión, las personas concentran su dinero en las prioridades y buscamos que la salud sea parte de éstas, por lo que en Merck estamos contribuyendo a la capacitación de médicos y enfermeras, realizando campañas y adaptando los productos a sus necesidades de información desde el etiquetado", concluyó.