Método sencillo predice con 99% de precisión ataques cardiacos

Anualmente 15 millones de personas ingresan a emergencias en EU y Europa por dolores de pecho, los cuales normalmente son provocados por ansiedad y malestares no graves.
Se evita 25% de las admisiones a hospitales.
Se evita 25% de las admisiones a hospitales. (Eduardo Salgado)

Washington

Una prueba sencilla, con una precisión de 99%, resultó ser muy efectiva para descartar ataques cardiacos en personas que llegan a las salas de emergencias con dolor de pecho, un enorme problema de salud pública.

Un estudio extenso realizado en Suecia encontró que el examen de sangre más el acostumbrado electrocardiograma tuvieron una precisión de 99 por ciento para mostrar qué pacientes podían ser enviados a casa de manera segura en lugar de ser internados para observación y realizarles estudios diagnósticos.

De casi 9 mil pacientes que fueron señalados como de bajo riesgo tras realizarles el examen de sangre, y cuyo electrocardiograma resultó normal, solo 15 sufrieron un ataque cardiaco el mes posterior y ninguno falleció.

"Creemos que con esta estrategia pueden ser evitadas de 20 a 25 por ciento de las admisiones a hospitales por dolor de pecho", dijo la doctora Nadia Bandstein, del Hospital de la Universidad de Karolinska en Estocolmo.

Ella ayudó a encabezar el estudio, el cual fue publicado por la Journal of the American College of Cardiology (Revista del Colegio Estadunidense de Cardiología) y presentado el domingo en la conferencia anual del colegio en Washington.

El dolor de pecho envía más de 15 millones de personas a las salas de emergencias en Estados Unidos y Europa cada año, y normalmente resulta que se trata de ansiedad, indigestión u otras cosas menos graves que un ataque cardiaco. No obstante, los médicos no quieren perder un solo paciente; aproximadamente 2 por ciento de las personas que tienen ataque cardiaco son enviados a su casa por error.

La gente puede sentirse más reconfortada si es admitida en hospitalización para que los médicos puedan vigilarlos, pero esto incrementa el riesgo de adquirir una infección, además de que recibirían atención médica de la cual tendrían que pagar una parte, y someterse a exámenes innecesarios.

El estudio, que duro dos años, incluyó casi 15 mil personas que acudieron al hospital de la Universidad Karolinska con dolor de pecho. Aproximadamente 8 mil 900 tuvieron puntaje bajo en un examen de sangre más rápido y más sensible para la detección de troponina, una sustancia que indica daño cardiaco. Esta se ha puesto a prueba en Europa, Asia y Canadá desde hace tres años, pero aún ha llegado a Estados Unidos.

TRATAMIENTO PARA COLESTEROL

Un tratamiento experimental para reducir el colesterol abrió una esperanza para personas con riesgo de enfermedades cardiacas pero que no toleran los medicamentos conocidos como estatinas.

El tratamiento desarrollado por los laboratorios Amgen es conocido como Evolocumab y se trata de un anticuerpo monoclonal que se inyecta cada dos semanas, en vez de administrarse en una gragea diaria.

Evolocumab es parte de un nuevo tipo de medicamentos conocido como inhibidores PCSK9, que elimina un gen relacionado con la regulación del colesterol en el hígado.

Investigaciones de dos experimentos distintos de fase III divulgados en la conferencia anual del American College of Cardiology mostraron que fue efectivo para disminuir los niveles de LDL, o colesterol malo, con pocos efectos secundarios.

El estudio mostró que el Evolocumab bajó más el colesterol que la estatina.