Dan Medalla Bellas Artes 2014 a la fotógrafa Graciela Iturbide

La titular del INBA, María Cristina García, afirmó que varios de los proyectos de la artista, con 45 años de trayectoria, han marcado un hito en la historia de la fotografía contemporánea.
La presea fue entregada a Graciela Iturbide por la titular del INBA, María Cristina García Cepeda.
La presea fue entregada a Graciela Iturbide por la titular del INBA, María Cristina García Cepeda. (Notimex)

Ciudad de México

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) entregó anoche la Medalla Bellas Artes 2014 a la considerada un referente de la fotografía mexicana; Graciela Iturbide, quien fue reconocida por sus 45 años de trayectoria y su contribución a las artes visuales de México.

En la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, la titular del INBA, María Cristina García Cepeda, expresó su beneplácito y se refirió a Iturbide como una artista universal cuyas fotografías le han dado la vuelta al mundo.

Dijo que las imágenes de la artista descubren la intimidad del ser humano y señaló que durante más de cuatro décadas y media se ha adentrado en distintas culturas, ha conocido y retratado a su gente, a la arqueología, las fiestas, rituales, paisajes, y además ha obsequiando una obra vasta, intensa e hipnótica.

La funcionaria indicó que Iturbide deseó ser escritora y luego cineasta, pero Manuel Álvarez Bravo (1902-2002), a quien conoció en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), influyó para que se dedicara de manera definitiva a la fotografía.

Dijo que varios de sus proyectos han marcado un hito en la historia de la fotografía contemporánea, “los realizados con la comunidad de Sonora, o con mujeres de Juchitán, Oaxaca, y destacan aquellos que nos acercan a culturas de países como Panamá, Cuba, India, Alemania, Hungría, Italia, Francia y Estados Unidos, entre otros”.

Indicó que la enorme paciencia con la que Iturbide ha capturado instantes milagrosos y el respeto absoluto por su trabajo, así como la gente que posa ante su cámara, han sido los valores que le han otorgado el reconocimiento de importantes instituciones como el Museo de Arte Moderno de Philadelphia o el Centro Pompidu de París, entre otros espacios.

“Gracias Graciela porque a través de tu lente, muchos hemos habitado mundos de ensueño; porque tu cámara ha sido la fábrica de quimeras de donde han nacido personajes míticos como al Mujer Ángel, el Señor de los Pájaros, el Hombre Calavera o las Señoras de las Iguanas. Gracias por enriquecernos con tus estampas insólitas y maravillosas”, expresó.

García Cepeda se refirió a Iturbide como una artista con la mirada sensible, que con poder expresivo ha sabido capturar la esencia y dignidad de nuestro pueblo.

“Hoy te entregamos esta medalla que simboliza el reconocimiento de las instituciones, de la comunidad artística y de todos aquellos que ahora y desde siempre han sido amantes de la fotografía. Tu arte ha trascendido el plano del registro puro de tradiciones y paisajes cotidianos para elevarse a una condición de poesía visual”, expresó.

En su oportunidad, la artista homenajeada se dijo emocionada; celebró la presea, rodeada de amigos, colegas y familiares.

Previamente, la escritora Fabienne Bradu y el investigador Alfonso Morales hicieron un recuento cronológico acerca de la vida y obra de quien es discípula del llamado “poeta de la luz”, Manuel Álvarez Bravo.

Sobre la presea, Morales dijo que la comunidad de fotógrafos “puede alegrarse de que una obra de esta importancia sea apreciada y valorada por las autoridades culturales y artísticas, reconociendo de paso todo lo que la fotografía en sus distintas vertientes ha aportado y sigue generando como expresión de la cultura moderna y contemporánea en todos los ámbitos de la convivencia social”.

Enseguida, se proyectaron un total de 50 imágenes de la autoría de Iturbide, capturadas entre 1969 y 2014.

Minutos después y tras las palabras de agradecimiento, decenas de fotógrafos se acercaron hasta el escenario del recinto, para retratar e iluminar una y otra vez a la artista de la lente, quien no dejó de recibir felicitaciones.

Fueron tantas las expresiones y el cariño que recibió Iturbide, que las puertas de la Sala Manuel M. Ponce se abrieron y la gente que siguió la ceremonia en la zona del Mezzanine ingresó para conseguir una foto y un autógrafo de la artista.