Mayas en Brasil, la mejor representación mexicana

Hoy se inaugura la muestra que contiene más de 380 piezas en el Museo de la Oca en el parque de Ibirapuera, en Sao Paulo.
Más de 3 mil años serán apreciados por piezas espectaculares como urnas, incensarios, cerámica...
Más de 3 mil años serán apreciados por piezas espectaculares como urnas, incensarios, cerámica... (Especial)

México

Después de haber sido expuesta en la Galería del Palacio Nacional de la Ciudad de México, Mayas, revelación de un tiempo sin fin, inicia su exhibición en el Museo de la Oca en el parque de Ibirapuera, en Sao Paulo, Brasil, donde permanecerá 3 meses para viajar a Europa.

Curada por Mercedes de la Garza y un equipo conformado por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) la muestra representa lo mejor de México en este momento, en términos expositivos.

“Desde luego, para los brasileños fue muy importante tener una exposición que es una de las más atractivas a nivel mundial. Sabemos que en la actualidad que de las culturas arqueológicas Egipto y los Mayas son lo más taquillero que existe”, señala el coordinador nacional de Museos y exposiciones, José Enrique Ortiz Lanz.

A decir del funcionario “esta exposición logra dar un ángulo diferente. Plantea una de las grandes aportaciones de los Mayas: el tiempo. Después de los grandes descubrimientos científicos del siglo XX y lo que va del XXI estamos por fin entendiendo el manejo múltiple del tiempo y del espacio que esta cultura ya había planteado”.

Más de 3 mil años serán apreciados por piezas espectaculares como urnas, incensarios, cerámica, estelas, dinteles, máscaras funerarias de jade y dos entierros con sus ofrendas, además de videos que aluden a las épocas colonial y contemporánea.

El espacio que ahora las alberga, El Museo de la Oca, fue diseñado por Oscar Niemayer, el más importante arquitecto de Brasil. Antes de la llegada de los Mayas, estuvieron ahí expuestas las esculturas de los Guerreros de Terracota provenientes de China.

“La idea –dice Ortiz Lanz– es que haya una serie de eventos paralelos que permitan acercar más, al público general y a los especialistas, a lo que es la cultura maya.

“Parecería que no, pero también en Brasil hay un gran interés por la arqueología y en particular por la arqueología mesoamericana; la universidad de Sao Paulo, por ejemplo tiene toda un área dedicada a los estudios de las culturas americanas”.

Luego de estar expuesta durante 3 meses en Brasil, viajará a Francia, al museo Quai Branly, el antiguo museo del hombre que se transformó en un museo de culturas antiguas.

“Ahí permanecerá hasta el mes de febrero y, después será la representante de nuestro país en otra actividad muy emblemática, en el 2015, el año de las relaciones bilaterales entre México y el Reino Unido. Entonces se ha seleccionado otro museo muy bello y emblemático que es el Museo del Mundo en Liverpool, donde estará 3 meses”.

Ortiz Lanz explicó que todas las exposiciones que ofrece México salen del país por intercambio, así que para el año 2016 se espera una gran selección de patrimonio brasileño, aunque aún no se define cuál.

“El barroco brasileño es muy interesante. En México pensamos que el barroco es mexicano por excelencia, cuando menos en el continente y no es así, Brasil tuvo un gran movimiento barroco con grandes obras y grandes artistas.

“También se está contemplando algo sobre arte plumaria, aún estamos escogiendo, pero los temas se están inclinando hacia patrimonios que los mexicanos no conocemos sobre Brasil”.

Finalmente señaló que la cantidad de personas que visitaron Mayas, revelación de un tiempo sin fin, la mejor muestra mexicana y del continente, la posiciona como una de las muestras más visitadas, aunque no alcanza los niveles de exposiciones como Faraón.