Mauro Hernández presenta la exposición “Desde el Interior”

A través de 17 fotografías gigantes por medio de su lente, busca enamorar a los espectadores de la inigualable cotidianidad de tierra caliente.
Mauro Hernández Gaona
Mauro Hernández Gaona (Enrique Hernández)

Toluca

Un viaje al sur de paisajes inigualables, de gente cálida, gastronomía exquisita, abundante vegetación, animales en peligro de extinción, pero también de pobreza y olvido ofrece Mauro Hernández Gaona, a través de 17 fotografías gigantes que forman parte de la exposición “Desde el Interior”.

A través de su lente, Mauro Hernández busca enamorar a los espectadores de la inigualable cotidianidad que hay en tierra caliente. Por ello recorre poblados de los estados de México, Guerrero y Michoacán donde el hilo conductor es el Río Balsas.

El sur, enfatizó, no es una zona de guerra y violencia, es más que eso, es un área alejada, llena de pobreza y olvido, pero con una gran fuerza, con rostros curtidos por el sol, hombros que trabajan desde el amanecer hasta el anochecer, gente que no deja morir sus tradiciones.

Serán expuestas en la Galería externa frente al acceso de la Biblioteca Central de la universidad


Las fotografías serán expuestas en la Galería externa frente al acceso de la Biblioteca Central de la universidad. Son expresiones a color, en formatos de un metro por 80 centímetros que fueron construidas en los últimos años, en Amatepec, Arcelia, Changata y otros lugares totalmente distintos a las urbes de cemento.

El fotógrafo, originario del Distrito Federal, quien estudió Artes Visuales en la UNAM y ha sido autor de la imagen de diversos libros editados en la entidad pide salir de Toluca, ver con otros ojos el mundo que nos rodea y pasa desapercibido, paisajes increíbles capturados por su lente.

La exposición arrancará a las 17:30 horas el 4 de abril y estará vigente durante dos meses para que la gente conozca un poco el sur, se enamore y viaje a estos paradisíacos lugares donde las vivencias personales nunca se compararán con los segundos que capta la lente.

A lo largo de los años Mauro Hernández se ha convertido en un intérprete del mundo visible; expresar a través de sus imágenes un universo de melodías, su lente es capaz de
capturar, observar, traducir e interpretar instantes, con lo cual da un sentido particular a las formas y colores, a los rostros y a escenas.