Marx y Freud, sometidos a una revisión contemporánea

Para Bruno Bosteels, catedrático de la Universidad de Columbia, en EU, sus ideas resultan no solo vigentes, sino imprescindibles.
“Trato de combinar elementos del pensamiento de los dos”.
“Trato de combinar elementos del pensamiento de los dos”. (Jesús Quintanar)

México

Hay quienes piensan que sus nombres, sobre todo sus ideas, ya no resultan vigentes, pero en el caso de Bruno Bosteels, catedrático de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, aún resultan no solamente vigentes, sino necesarias para comprender la realidad que se vive no nada más en el ámbito latinoamericano, más allá de que el título de su libro así lo refleje Marx y Freud en América Latina. Política, psicoanálisis y religión en tiempos de terror (Ediciones Akal, 2016).

“No se puede decir que la presencia de Freud, por más importante que haya sido, es igual a la de Marx, pero en el libro sí trato de combinar elementos del pensamiento de los dos para hablar sobre la realidad contemporánea en América Latina, en especial en torno a la forma de lidiar con los conflictos sociales, y ver en el marxismo y en el psicoanálisis una especie de mirada teórica y práctica para intervenir en los conflictos”.

El estatuto de los pensamientos está un poco en duda: no se sabe qué representan, si son ciencia, si son filosofía, si son simplemente discurso para acompañar una práctica clínica o política, pero desde la perspectiva del investigador, hay un punto de contacto: esa ambivalencia sobre una naturaleza exacta de su discurso.

“Lo que tienen en común es que son doctrinas que hablan de un sujeto intervencionista, que participa en estos momentos de crisis de lazo social tanto desde la política, desde el imaginario de una política revolucionara para Marx o de una terapia clínica en el caso de Freud. Pero más allá de su uso en los espacios restringidos de la oficialidad, creo que permean cuestiones sobre la política, la sociedad, la cultura, el arte, el Estado… mucho más allá de sus planteamientos teóricos estrictos”.

Un cambio de época

Marx y Freud en América Latina. Política, psicoanálisis y religión en tiempos de terror tan sólo es resultado de la crisis de 2008, cuando a nivel mundial se puso sobre el tapete el mero uso de la palabra capitalismo, que ya habíamos olvidado, pues se hablaba del neoliberalismo o del mercado libre, “pero de repente se vuelve a hablar del capitalismo, incluso un candidato como Bernie Sanders puede volver a usar la palabra socialismo, porque había muchos jóvenes atraídos por la promesa de volver a hablar de socialismo.”

“Lo que marca un cambio de época, donde se nota que aún cuando había pasado a un espacio subterráneo, hay una presencia de ese pensamiento crítico marxista todavía muy fuerte. En América Latina en particular estamos en una coyuntura particular, donde con los nuevos gobiernos progresistas, izquierdistas o populistas, algunos llegando al fin de su ciclo, hemos visto también un auge en el interés por el pensamiento de Marx, aunque menos por el de Freud.”

Boris Bosteels reconoce que el libro no está dividido de manera equitativa entre Marx y Freud, aunque su relevancia en la actualidad tiene que ver con una desorientación muy general en torno a cuestiones políticas del momento, cuál es el papel del

Estado, cuál es el papel del individuo, ante un individualismo rampante, consumista.

Marx y Freud en América Latina, que estará disponible en las librerías mexicanas dentro de unos días,termina por ser una reflexión acerca de la influencia que Marx y Freud tuvieron en nuestra región.