Martín Zet o cómo evitar las barreras del arte tradicional

El artista checo inaugurará en México su exposición individual, que contiene instalaciones que creó especialmente para intervenir el Museo Ex Teresa Arte Actual
A su primera exposición individual en nuestro país la tituló Amor
A su primera exposición individual en nuestro país la tituló Amor

México

Desborda su imaginación con todo tipo de objetos que encuentra a su paso. El checo Martin Zet, artista contemporáneo nacido en 1959, experimenta en México, en el Museo Ex Teresa Arte Actual, con la escultura, el performance, el video, la fotografía y la instalación.

A su primera exposición individual en nuestro país la tituló Amor, y la ha conformado con diversas instalaciones creadas especialmente para este recinto colonial ubicado en el corazón del Centro Histórico.

Trae con él una caja y de ahí saca un molde, una reproducción de lo que sería su cerebro, juega y posa junto a él. Asegura que de este objeto nuestras sus emociones y se guardan sus tristeza, al tiempo que aflora la alegría.

Como al artista le gusta bailar, este 29 de junio, durante la inauguración de la exposición programada para las 19. 30 horas, emprenderá una acción artística y lo hará acompañado de una Banda Norteña que interpretará un repertorio de polcas, la danza tradicional de la República Checa, así como de un grupo de bailarines de la Escuela Nacional de Danza Folklórica, la Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello y del Centro de Producción de Danza Contemporánea.

Contento por poder mostrar su trabajo en México, relata que para darle voz al Museo Ex Teresa Arte Actual, que ocupa las instalaciones de lo que fue una iglesia, instalará una campana, de la cual carece este inmueble colonial luego de que durante la Revolución se fundió la que tenía para  poder hacer balas con su material. El artista colocará una campana de 200 kilogramos forjada en Tlahuelompa, Hidalgo, grabada con la palabra Amor, su pretensión es que pueda ser tocada por todos los visitantes.

De igual forma, utilizará la ventana arqueológica de este museo para exhibir una piedra del pavimento de la Plaza Wenceslao de Praga, a cual se será colocada al lado del pavimento original del Ex Teresa. En un sentido metafórico alude a la relación de los pavimentos de dos partes del mundo muy lejanas, de acuerdo con según Pedro Ortiz Antoranz, curador de la muestra.

En la llamada capilla de las ánimas instalará una grabación que el artista realizó en la iglesia de un pueblo alejado de la República Checa. Esto lo hizo en un día con mucho viento, en el momento en que el párroco daba su homilía pero la corriente de aire era tan intensa que no se podía escuchar con claridad lo que decía.
Sus aspiración es poder conectar con el público en México a través de su lenguaje artístico.