Las emociones previas de Martha Izaguirre

La escritora tampiqueña presentará textos sin terminar en formato de prosa poética que muestran el sentimiento y las sensaciones puras de la vida propia y el entorno social.
Martha Izaguirre y Manuel Chirinos.
Martha Izaguirre y Manuel Chirinos. (Erik Vargas)

Tampico

La situación actual, difícil, triste quizás, provoca en cada uno de nosotros la reflexión continua y el pensamiento nocturno sobre el yo, los cambios del entorno y nuestra evolución social.

La atmósfera trastoca sentimientos que se plasman en desvelos, lágrimas, corajes y en el caso de Marha Izaguirre, en letras del alma.

Eso será Emociones por entregar, lectura de textos en prosa poética para la reflexión colectiva de quienes se acerquen a los escritos, las imágenes y la voz de la escritora tamaulipeca.

"Pensé en compartir Emociones por entregar, un trabajo que es prosa poética y que son momentos de observación de la vida, de esas emociones que se quedan ahí pendientes, pueden ser de miedo, de tranquilidad, de no entender las cosas, o simplemente de espectador de algo, y las he ido reuniendo como textos, y en este momento que me hacen el honor de invitarme, y decido que esos textos que están en proceso de un libro, hacer una entrega".

Las obras son el sentimiento puro, si colar, sin pulir, sin retocar, son las sensaciones de Martha ante lo que sea que pase.

"A veces comparte uno todo o lo dejas ahí pendiente por tanta cosa que tiene la realidad, nostálgica o triste. Los creadores somos melancólicos y eso es lo que capturamos más en todo, y no sabía si compartirles esto, o no sabía si era mejor algo para levantar el espíritu porque el momento requiere eso, pero nosotros tenemos que ser genuinos o congruentes".

Cada una de las letras imprime la esencia de un trabajo a fondo, y muchas de esas letras no llegarán a una imprenta porque son propias de la poeta, que hablan de todo o nada pero son íntimas del pensamiento que se aísla por pequeños espacios de tiempo de su violenta actualidad.

"El contenido podrá ser el que sea pero va en formato artístico, y es para detenernos a reflexionar sobre nosotros mismos, es siempre buen momento para eso, aunque afuera estemos en relativa paz o en paz concertada.

Son esas cosas que están ahí y podrían no decirse nunca, son muy tuyas, pero que son emociones y no se vale dejarlas ahí en el tintero, y hay que compartirlas en este formato de prosa poética que es seguir abonando por la belleza del mundo y el cuidado del lenguaje".

La presentación utilizará imágenes, "porque encuentro mucha poesía en estas imágenes, que también son lenguaje y comunican emociones" y que apoyarán los cerca de 10 textos que también generarán la charla. Sobre el libro que pudiera publicarse de estos textos expresó

"Para los libros no tengo fechas, el libro que escribí son textos que durante seis años estuvieron ahí, escribimos diferentes cosas en distintas etapas, es una línea de producción poética, pero al miso tiempo estoy escribiendo ensayos de cuestiones de sociología, estudios sobre la ciudad, ensayo de crecimiento de la ciudad, evolución del ciudadano... ¿Qué va a salir primero o cómo va a hacer?, pues son lo sé, no tengo la prisa, la mismas cosas se van marinando".