Marlento hizo pirotecnia con sus destellos de paz

La agrupación agradeció la energía y el público la dosis musical.
El escenario teatral destacó por una limpieza escénica iluminada con coloridos cambios de tonalidad.
El escenario teatral destacó por una limpieza escénica iluminada con coloridos cambios de tonalidad. (Arllete Solano)

Guadalajara

La banda liderada por Dani Barrera entregó un espectáculo musical de alta fidelidad que agasajó al público que llenó por completo la planta baja y alta del Teatro Jaime Torres Bodet el viernes pasado. El sexteto Marlento presentó A glint of peace, el más reciente álbum con el que entregó grandes descargas de rock y armonías eléctricas durante más de una hora.

Un escenario teatral que destacó por una limpieza escénica iluminada con coloridos cambios de tonalidad sobre los músicos encabezados por Eder Perales, uno de los fundadores de la agrupación en la guitarra principal y sintetizadores que dieron el toque plástico a la creación musical. Esteban Pizzimentti en el bajo, Abel Álvarez en la batería, Adrián Cervantes en la guitarra, y Arístides Carballo, el más reciente integrante al frente de teclados, visuales y coros conformaron el cuadro que se llevó el reconocimiento de la audiencia.

La acústica fue el elemento que destacó en el concierto, la cual permitió un ambiente que envolvió con el sonido nítido de cada instrumento, haciendo una potente orquestación que llegó a un momento culmen con la interpretación de Fireworks, uno de los temas más frescos.

El cierre vino con 25 voces de la Universidad Libre de Música (ULM) que se unieron a coro con el tema que da nombre al disco A glint of peace (Un destello de paz). Los jóvenes compartieron su voz con entusiasmo y dieron fin al concierto con un pequeño homenaje a David Bowie con Space Oddity y Rebel Rebel. Y aunque el público la pidió y no tenía intenciones de marcharse del foro, Marlento satisfizo pero se fue sin cantar “otra”.