Marcela Lobo exhibe su 'historia' en Francia

La exhibición se montó en el Instituto de México de París, donde estará hasta abril.
La creadora no se considera artista conceptual.
La creadora no se considera artista conceptual. (Especial)

México

Marcela Lobo (1959), artista mexicana que ha explorado durante casi 30 años múltiples disciplinas artísticas como la cerámica, el grabado, las artes decorativas y la fotografía, inauguró el pasado jueves en el Instituto de México de París la exposición Lecturas del pasado, integrada por 43 obras de arte-objeto.

Al ser cuestionada sobre su inspiración, la artista aseguró: "Lo creativo me vino desde que tengo uso de razón. Siempre he tenido un especial interés por la cultura y la música; soy pintora, fotógrafa y ahora estoy experimentando con el arte-objeto. Esta exposición se inspiró de la idea de perder un pasado. Hace tiempo yo fui víctima de esto. Mi casa, junto con todas mis pertenencias, se fueron con un huracán: todos mis objetos se perdieron y con eso sentí que mi pasado se había ido también. Así que empecé a juntar cosas, a recolectar todo tipo de objetos que terminaron metidos en estas 43 cajas que ahora expongo en París y que hablan de mi infancia, mi adolescencia, de mi vida adulta y de mi madurez. La exposición es el resultado de mi necesidad por recuperar un pasado arrebatado por la naturaleza, pero también por el tiempo".

Las piezas de arte-objeto de Lobo ilustran sus recuerdos más íntimos, aquellos que van de su infancia a la madurez, y lo hace de una manera delicada a través de un lenguaje propio: una puesta en escena sutil que invita al espectador a reflexionar sobre el paso del tiempo.

La artista explica así la muestra: "Realmente se trata de una lectura de mi propia historia. Pero lo que tiene de divertido esta exposición es que al ver los objetos mucha gente encuentra uno que le recuerda su pasado. La exposición está llena de lugares comunes en ese sentido. Referencias en donde las personas encuentran su propia infancia, o su adolescencia, o algún objeto en particular que esconde alguna historia personal. Estas historias empezaron siendo mías, pero terminaron por ser comunes a todos".

En una búsqueda constante del desarrollo de su estética, Marcela Lobo no ha cesado de emprender numerosas experiencias culturales para aprender nuevas y diversas prácticas artísticas y enriquecer tanto su dominio técnico, como su lenguaje pictórico.

La artista añade sobre el público actual: "Lo que hoy interesa es el arte contemporáneo. Por mucho que nos resistamos a cambiar nuestro gusto, al final del día acabas cediendo sin darte cuenta. Los jóvenes ya no se interesan por Renoir o Van Gogh, lo que ellos buscan es el arte conceptual, hay que aceptar que ese es el gusto de nuestra época. Sin embargo, yo no me consideraría contemporánea o conceptual. Mi obra es muy fácil de ver, de leer, de exponer, de entender y de coleccionar, con unos formatos que todavía caben en la sala de una casa".

Las obras de Marcela Lobo se han expuesto en diversas partes de México, en Estados Unidos, Francia y Portugal. Lecturas del pasado permanecerá en París hasta el próximo 27 de abril, antes de viajar a la Fundación Juan Soriano en Polonia, y después se prevé que vay a Italia. En la apertura de la exhibición en la capital francesa estuvo presente el embajador de México en Francia, Juan Manuel Gómez Robledo.